scorecardresearch

Tesoros en los contenedores

Pablo Sáenz
-

La 'Pandilla Basura' es una iniciativa de un grupo de jóvenes que nace en Instagram para rescatar objetos desechados que pueden ser útiles a través de una red colaborativa ciudadana

Los seis integrantes de la Pandilla Basura buscan objetos que puedan ser rescatados en unos contenedores del Espolón, en Logroño. - Foto: Óscar Solorzano

Una nueva pandilla anda por Logroño. Su punto de encuentro son los contenedores de la ciudad y se mueven en busca de «tesoros» arrojados y despojados de valor. Esta cuadrilla conformada por seis integrantes comparten una especial preocupación por  «cuidar el medioambiente, fomentar la economía circular y consumir de forma más consciente», y tienen un propósito común: «Rescatar objetos desechados que pueden ser útiles para otras personas, logrando así que se les de una nueva vida». Ellos son la 'Pandilla Basura' y acaban de llegar a la capital riojana para poner de manifiesto una filosofía ecofriendly con una puesta en valor de los desechos que acaban en los containers logroñeses.

Más que un grupo de jóvenes, la Pandilla Basura es una iniciativa que surge en Instagram el pasado mes de diciembre con un perfil que tiene «un aire juguetón y un imaginario propio para hacerlo más atractivo», explica su fundadora, quien añade que esta idea «es similar a otras ya existentes en diferentes ciudades y que podría ser perfectamente extrapolable a Logroño». Este grupo de activistas por el medioambiente de entre 23 y 33 años prefieren mantener su anonimato pues, tal y como explican: «Lo importante no somos nosotros, sino el perfil de Instagram y la propuesta que hacemos». Además, aunque ellos son seis, «el objetivo real es hacer partícipe a toda la ciudadanía, como una propuesta colectiva». La dinámica de este proyecto consiste tejer una red colaborativa que funciona gracias a los seguidores de la cuenta. «Ves un objeto abandonado en un contenedor, realizas una foto y la subes a stories de Instagram mencionando tanto la ubicación, como nuestra cuenta (@pandilla.basura) para que podamos resubirlo a las historias. De esta forma, la gente puede ver y saber donde se encuentran estos objetos en tiempo real, recogerlos y darles una nueva vida», explican los artífices.

En apenas un mes, este perfil de Instagram ganó 200 seguidores y esta última semana han sumado casi 100. En total son más de 370 los que conforman esta pandilla que no deja de crecer en Logroño.

Estos jóvenes ponen de manifiesto que «la basura es muy efímera». En apenas unas horas un objeto tirado puede desaparecer del mapa una vez pase el camión de la basura. Por ello, asumen que «tenemos que ser rápidos para publicar lo que nos envían» y dar la oportunidad de que algún cazatesoros pueda llegar a tiempo para revitalizar todo tipo de objetos como sofás, sillones, cómodas, cajoneras, mesas, sillas, espejos, bicicletas o incluso juegos infantiles. Entre los últimos rescates de los que tienen constancia, destacan una mesa de salón de madera y mármol, una bicicleta estática y un espejo.

CONSUMO INSOSTENIBLE. Tras este proyecto hay un ejercicio de reflexión que invita a la ciudadanía a valorar la economía circular y a ser consciente de que «hay un nivel de productividad y consumo exacerbado e insostenible» por el que «no valoramos y respetamos las cosas». Y es que «la gente está metida en un ritmo de consumo frenético que le hace devaluar el mundo de los objetos», advierte la pandilla. A su vez, denuncian la dinámica de «un sistema para deshacernos de la basura, a la que consideramos algo asqueroso, y pensamos que fuera de nuestra casa desaparece. Cuando en realidad engorda vertederos de España, pero sobre todo de países del sur».

Con el objetivo de crecer, trascender las murallas del perfil digital y calar en el imaginario colectivo de Logroño, en un futuro les gustaría que la iniciativa «tenga apoyo institucional, colaborar con la red de puntos limpios, cambiar los tiempos de recogida, variar formatos y dinámicas, etc.», todo con el fin de «involucrar a diferentes perfiles de la ciudadanía, y no solo a la gente más activa en redes sociales».

LA BASURA DE ORO. Para animar a los vecinos logroñeses a participar en su red colectiva, la Pandilla Basura ha creado una iniciativa llamada 'Concurso Basura deOro', dispuesta en tres categorías. La primera, la del «tesoro», premiará al mejor encuentro callejero subido a la cuenta. La categoría «adopción» reconocerá el mejor rescate de un objeto de la basura subido a la cuenta. Finalmente, la categoría «muta&colorea» pretende galardonar a la mejor creación a partir de un objeto de la basura, es decir, crear un objeto artístico a través de desechos encontrados en la calle o premiar a la mejor restauración. Para participar hay que mencionar a la cuenta y añadir el hashtag con la categoría en la que se participa (€#tesoro, #adopción o #muta&colorea) y el plazo finaliza en septiembre. Los ganadores conseguirán ser poseedores de la basura de oro, un premio simbólico que reconoce su apoyo al medioambiente.