scorecardresearch

Último tropiezo riojano

M. A. G-S.
-

El 3 de noviembre de 2019 la UDL caía en Lezama; desde entonces los blanquirrojos no han perdido en 2ªB

Imagen del pasado 3 de noviembre de 2019, fecha en la que la UDL cayó por 3-1, su última derrota en Segunda B. - Foto: Athletic Club

Tras conseguir la tercera victoria consecutiva, la Unión Deportiva Logroñés, se desplaza este domingo a Lezama (12 horas) en busca de su cuartotriunfo consecutivo que, en  función de lo que pase a la misma hora en Salamanca, le permita bien igualar en la tabla al Deportivo o bien quedarse en solitario como único perseguidor del conjunto coruñés.

El equipo de Mere Hermoso llega lanzado a Lezama, un campo que no trae  buenos recuerdos para el conjunto riojano. No en vano, en las instalaciones del Athletic tuvo lugar el último tropiezo de los riojanos en Segunda B.

Aunque la categoría tiene ahora una nueva denominación y un nuevo formato, el último tropiezo, tanto doméstico como visitante, se remonta al lejano 3 de noviembre de 2019, cuando el equipo entonces entrenado por Sergio Rodríguez cayó por un claro 3-1.

Fue el último traspiés de una temporada histórica que se vio interrumpida el 8 de marzo de 2020.

Entre la visita a Lezama y el 1-1 con el Amorebieta en Las Gaunas, se suucedieron once victorias y cinco empates. La pandemia impidió que el conjunto blanquirrojo pudiera cobrarse la revancha ante el filial rojiblanco que, en este largo lapso de tiempo (casi 23 meses), y después de dos fases de ascenso frustradas a Segunda (en la 2019-20 y en la 2020-21, en la que cayó con el Burgos después de superar al Celta B en semifinales), se ha metamorfoseado.

Si los riojanos encarán con optimismo máximo la visita a Lezama, el Athletic B no acaba de cogerle el tiento a la recién inaugurada Primera RFEF en la que suman cuatro puntos de doce posibles.

21 partidos invictos.   La racha de encuentros sin conocer la derrota iniciada el 9 de noviembre ante el Valladolid B (1-1) se vio interrumpida tanto por la Copa del Rey como por el ascenso de los riojanos a Segunda (debutó con empate en El Molinón el 12 de septiembre de 2020 y se despidió de la misma el pasado 30 de mayo con derrota doméstica ante Las Palmas).

Sin embargo, con el regreso a la tercera categoría del fútbol nacional, los blanquirrojos han continuado con sus nuevas prestaciones.

En estas cuatro jornadas los de Mere Hermoso han sumado diez puntos de doce posibles.Desde el empate sin goles en La Planilla, han ganado todo lo jugado, lo que incluye victorias apuradas (en el marcador que no en el desarrollo del juego) ante Racing de Santander y Real Unión (ambas por 1-0) y la goleada en el Ruta de la Plata (1-4), en el que los logroñeses encajaron su primer gol en el curso.

De esta forma, a las once victorias y seis empates desde el 3 de noviembre de 2019, hay que agregar tres triunfos más y una igualada. En este largo lapso de tiempo, los riojanos han festejado 34 goles (seis en este curso) y recibido tan sólo once.