scorecardresearch

Un Quel muy renovado

M. A. G-S.
-

Los queleños, en su segundo curso en 2ªB, vuelven a ser el máximo exponente del fútbol sala riojano

Plantilla del Villa de Quel que inicia su segunda temporada en Segunda B. - Foto: Sara Pérez (foto cedida Villa de Quel)

Por segunda temporada consecutiva, el Villa de Quel vuelve a ser el faro de los equipos masculinos riojanos de fútbol sala. Los queleños han iniciado una nueva campaña en Segunda B, la tercera categoría del sala nacional y lo han hecho debutando con victoria ante el Juventud del Círculo Católico de Burgos. El 5-2 (con doblete de Adrián, y Marcos más un gol de Conejo) con el que se despacharon los jugadores de Miguel Mendoza, para el sala conocido como Ferra, premió los esfuerzos de los arlequinados que empiezan de la mejor forma posible. 


El curso pasado el Villa de Quel, entrenado por el local Javier Jiménez ‘Villarroya’, arrancó de igual manera. Al término del año, los riojabajeños coquetearon con la primera plaza pero tras una mala segunda vuelta pasaron de soñar con la fase de ascenso a verse abocados a jugar por la permanencia en la categoría. La continuidad un año más en Segunda B, en cualquier caso, se consiguió sin sobresalto alguno. Aunque fue un epílogo triste tras una primera vuelta por encima de lo esperado.


La temporada 2019-20, la del debut, estuvo marcada por la Covid-19, con subgrupos, temporada regular corta, numerosas reprogramaciones y dos fases ligueras. Pese a estos condicionantes, el equipo riojano consiguió su objetivo.


Con la ‘normalización’ del fútbol sala, el objetivo del equipo de Ferra no varía: «El objetivo es el mismo. Conseguir la permanencia». Aunque la exigencia será máxima en un grupo conformado por equipos vascos, navarros, aragoneses así como un representante burgalés (Juventud del Círculo Católico), madrileño (Dehesa Villalba) y alcarreño (Guadalajara, viejo conocido del Villa de Quel).


Los compañeros del grupo 2 serán los cuatro representantes vascos del Otxartabe, Ibarra, Zierbana, todos ellos habituales en Segunda B, y los vecinos alaveses de Labastida.


De la comunidad navarra proceden el siempre poderoso Tafatrans, eterno aspirante al ascenso, Ibararte, San Juan y Anaitasuna, que dejó sin premio al Ribafrecha, campeón de la Tercera riojana. 


De Aragón llegan los equipos con más enjundia como el Colo Colo, filial del representante de Segunda y al que los queleños visitan este sábado a partir de las 16 horas, Sala 2012, Pinseque y Tauste.


Ferra, que reconoce que «el cambio de entrenar en Tercera(ha dirigido en los últimos siete años al Villa de Murillo) a Segunda B se nota», recuerda que en su etapa como jugador (ha sido uno de los mejores futbolistas de sala de La Rioja, llegando a competir en Segunda de la mano del extinto Atlético Logroño) «siempre jugamos con equipos cántabros y vascos». «Todo el mundo dice que el sala aragonés es mucho más competitivo», informa.


De momento, Ferra no quiere sacar conclusiones «porque es demasiado pronto» y eso que el pasado sábado sus  jugadores superaron por 5-2 al Círculo de Burgos, «equipo que el pasado año no compitió con el Villa de Quel pero que acabó tercero o cuarto en su grupo».


«La temporada acaba de empezar y todos somos un poco incógnita. Aún es pronto para saber por dónde nos vamos a mover y, sobre todo, quiénes van a ser los rivales por la permanencia», incide.


Sin cambios. En su estreno en Segunda B como entrenador, Ferra ha optado por seguir con la línea iniciada por Villarroya. «He optado por no tocar demasiado los planteamientos que había», asegura, consciente de que muchas veces «es mejor no alterar lo que funciona».


De momento, el estreno en la categoría ha sido satisfactorio aunque por delante queda un largo camino para conseguir la permanencia en una temporada en la que el Villa de Quel aspira a conseguir lo que en el pasado reciente no  han logrado Gracurris, Nalda o Fuenmayor, instalarse firmemente en Segunda B.