scorecardresearch

El PP pide proteger la sirena del Espolón como bien inmaterial

El Día
-

Propone incluir la bocina, que lleva casi un año en silencio, en el catálogo de bienes protegidos del Plan General Municipal y que el Gobierno de La Rioja lo declara Bien Cultural de carácter inmaterial

Los concejales Conrado Escobar (tercero por la izquierda) y Patricia Lapeña, con personas de distintos ámbitos que se han implicado en la recuperación de la sirena. - Foto: Partido Popular

El portavoz del Grupo Municipal Popular de Logroño, Conrado Escobar, ha reclamado este lunes al Gobierno local que adopte las medidas necesarias para que la sirena del reloj de Ibercaja en el Espolón vuelva a sonar y se proteja como bien patrimonial inmaterial.

Según han recordado los populares en una nota, este reloj se colocó en 1948 y su toque de mediodía fue aprovechado por Radio Rioja para instalar un micrófono que decía: "Acaban de oír ustedes las 12, hora de rezar el Ángelus". En 1952 se instaló la sirena y el nuevo sonido señalaba el fin de la jornada laboral y el rezo del Ángelus, informa Efe.

"Reclamamos que se proteja adecuadamente este sonido que forma parte del patrimonio inmaterial de nuestra ciudad, por un lado que se incluya en el catálogo de bienes protegidos del Plan General Municipal y por otro que cuente también con la declaración por parte del Gobierno de La Rioja como Bien Cultural de carácter inmaterial", ha explicado Escobar.

En este sentido ha recordado que hace un año el pleno municipal se pronunció a favor de recuperar la sirena pero se desconocen las gestiones que el Ejecutivo local ha realizado al respecto.

El portavoz popular ha planteado además que "este bien patrimonial sea disfrutado y conocido por todos los logroñeses, se lleven a cabo campañas de divulgación promovidas por el Ayuntamiento para que se pueda visitar el torreón y conocer el funcionamiento del reloj y la historia del mismo".

Ha añadido que constituye "un enclave singular, emocional y que forma parte de la memoria sonora de la ciudad".

Esta semana se cumple un año desde que la sirena dejó de sonar y desde entonces el Ejecutivo local no ha sido capaz de buscar una solución para esta cuestión, ha subrayado.

Para los populares, como para los logroñeses, la sirena forma parte de la identidad de ciudad y su recuperación fue avalada por 13.000 firmas de logroñeses.

Este es el único reloj mecánico que queda en funcionamiento en Logroño. Cuenta con siete campanas que cada hora tocan parte de la canción "Ya se van los pastores", un guiño a la trashumancia ganadera de rebaños riojanos a las tierras extremeñas. El toque de la canción es posible gracias al carrillón, una pieza única en la provincia.