scorecardresearch

Andreu pide unidad contra la escisión por política de la DOCa

El Día
-

La presidenta del Gobierno regional asegura que su Gobierno hará "todo lo que legalmente se pueda" para frenar la iniciativa de Viñedos de Álava de crear una nueva denominación de origen al margen de Rioja

Una viña de la DOCa Rioja. - Foto: Óscar Solorzano

La presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu, ha apelado este jueves a mantener la unidad frente al "escisión" de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja que propone "un grupo pequeño de gente del País Vasco", que quiere "poner política" con una nueva denominación.

Andreu ha intervenido en el pleno del Parlamento riojano después de que la consejera de Agricultura, Eva Hita, respondiese a una pregunta del Grupo Popular sobre si considera que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación debe conceder la protección nacional transitoria a la denominación de origen "Viñedos de Álava".

La jefa del Ejecutivo riojano ha respaldado a Hita en su "defensa denodada" de la unicidad y el apoyo al Consejo Regulador de la DOCa Rioja -al que pertenecen La Rioja, País Vasco y Navarra- en relación a su "prestigio internacional y la calidad demostrada técnicamente y avalada por numerosos controles".

"Eso deberíamos hacer aquí, demostrar ese apoyo al Consejo Regulador. El Ministerio de Agricultura está haciendo todo lo que puede legalmente, a no ser que ustedes propongan algo ilegal", ha subrayado en alusión al PP.

Andreu ha insistido en que el Gobierno de La Rioja hará "todo lo que legalmente se pueda" y ha asegurado que no les van a encontrar "en ninguna situación ilegal, en ningún reparto ilegal de hectáreas de viñedo, ni en ningún camino por detrás" porque van a "ir de frente con la legalidad por delante".

"El interés común de todos los riojanos se defiende mejor no entrando al trapo de un grupo pequeño de viticultores vascos que quiere poner política en algo tan nuestro y tan centenario como ES la DOCa Rioja. Vamos a espabilar todos y vamos a unirnos frente a esta escisión que quiere un grupo pequeño de gente del País Vasco", ha reiterado.

"Por favor, no metamos la política en esto, vamos a defender el prestigio de esto tan extraordinario que nos ha costado tantos años ganar y no busquen subterfugios, y mucho menos políticos", ha replicado al Grupo Parlamentario Popular.

En su turno, Hita ha lamentado que el PP solo pretende "crear confusión y ruido", porque el Ministerio de Agricultura no es el órgano competente en la tramitación de una denominación que se circunscribe a una única comunidad y solo se ha limitado a cumplir el trámite.

"En el Gobierno de La Rioja nos hemos comprometido desde el principio a apoyar la autonomía del sector y somos coherentes en la postura que nos solicitó de que no haya injerencias políticas", ha recalcado.

La consejera de Agricultura de La Rioja ha insistido en que el Ejecutivo riojano no apoyará la iniciativa de "Viñedos de Álava" porque está "basada en la confrontación y pretende crear confusión en los mercados y los consumidores, como también pretenden hacer los populares".

A su juicio, esa propuesta de nueva denominación "carece de elementos naturales y humanos que justifiquen esa diferenciación".

Por ello, se ha comprometido, desde el Gobierno de La Rioja, "a seguir ofreciendo al Consejo Regulador todo el apoyo técnico en la defensa de la DOCa Rioja y de una marca que es emblema y enseña internacional".

En su intervención, la portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, Noemí Manzanos, ha subrayado que, "con un Gobierno del PSOE en España, en La Rioja y en el País Vasco (PNV-PSOE) la ruptura de la DOCa Rioja está más cerca".

Por ello, les ha rogado que "intenten hacer algo, trabajen para que sea el Ministerio y no el Gobierno Vasco el que otorgue o no esa protección nacional transitoria porque el expediente (de 'Viñedos de Álava'), aunque geográficamente sólo influye en el País Vasco, tiene evidente influencia en otras comunidades autónomas".

Manzanos ha pedido al Ejecutivo riojano que trabaje en este asunto "o serán cómplices y culpables de la futura ruptura".