scorecardresearch

Las obras de Murrieta comienzan el 6 de junio y duran 3 meses

El Día
-

Con un presupuesto de 390.000 euros, se inician en la zona del Conservatorio de Música, donde se realizarán una parada de autobús, una plataforma para los contendores en la calle Ramírez de Velasco y unas zonas ajardinadas.

Simulación de la futura calle Murrieta - Foto: El Día

-El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible de Logroño, Jaime Caballero, ha anunciado este martes que las obras de urbanización de la calle Murrieta comenzarán el próximo 6 de junio y la previsión es que duren unos tres meses, con un coste de 391.500 euros. Caballero, en una rueda informativa, ha explicado que las obras comenzarán en la zona del Conservatorio de Música, donde se realizarán una parada de autobús, una plataforma para los contendores en la calle Ramírez de Velasco y unas zonas ajardinadas. La siguiente fase será la ejecución de la parada de autobús situada a la altura del portal número 56 de esa calle, junto a los Juzgados. Después, se construirá otra parada de autobús a la altura del número 41 de la calle Murrieta, y zonas ajardinadas; y la última fase del proyecto consistirá en cambiar el sentido de la calle Vitoria y la ejecución de jardineras.

Otras características de esta obra es que se mantendrán las incorporaciones de la glorieta Duques de Nájera con Carmen Medrano y también en la rotonda de Las Palmeras como están para "no modificar la capacidad de la vía". Además, se generarán carriles bici segregados unidireccionales en los tramos intermedios y se dejará un carril por sentido para vehículos motorizados. Esta obra también eliminará los semáforos y los giros a la izquierda, con el objetivo de "conseguir un flujo más fluido y más calmado al evitar acelerones para llegar al siguiente semáforo en verde", ha explicado. Habrá un cambio de sentido de la calle Vitoria, entre Murrieta y Chile; aumentará la zona para carga y descarga y se crearan dos pasos peatonales, uno junto al Conservatorio de Música y otro junto a los juzgados.

Asimismo, Caballero ha detallado que estas obras han contado con la opinión del vecindario, que realizó una serie de propuestas que se llevarán a cabo, como la segregación del carril bici para mejorar la seguridad de los más vulnerables, fundamentalmente en el tramo de la antigua Beneficiencia. A ellos ha sumado la unión de las paradas de autobús del urbano y el metropolitano y la creación de una plataforma para prolongar el carril bici por detrás de las marquesinas de estas paradas autobús. El carril derecho de la vía, ha añadido, se convertirá en un ciclocarril compartido con el resto de vehículos para "mantener la capacidad de la glorieta que separa la calle Murrieta con Avenida de Burgos". Otros cambios serán el aumento de arbolado y zonas verdes en las zonas de transición para "avanzar en algo tan importante como la mitigación y adaptación al cambio climático"; y el desplazamiento de los contendores a calles perpendiculares, como Ramírez de Velasco y Beratúa, con la intención de "optimizar y ampliar las zonas de carga y descarga y evitar la parada de los camiones de residuos".

 Por otra parte, el concejal ha indicado que el proyecto se detiene en la glorieta de Las Palmeras porque el siguiente tramo hasta la Plaza Diversidad se incluirá en el proyecto del tramo de eje-ciclista este-oeste