scorecardresearch

La historia más viva que nunca

Carla Martín
-

Puy du Fou resucita a los principales héroes de las crónicas a través de cinco grandes espectáculos cargados de efectos especiales

La historia más viva que nunca - Foto: Juan Lázaro ICAL

Un mundo imposible creado por «adultos con sueños de niños». Un parque temático construido en una de las provincias con más historia de España que abraza las raíces. Puy du Fou es eso, un universo paralelo levantado en Toledo por un niño adulto francés, Erwan de la Villeon, quien no dejó de soñar con este espacio desde que visitó la ciudad por primera vez. «Me enamoré y ya está», explica, todavía ilusionado como el primer día, el CEO de Puy du Fou España y también guionista de los cinco espectáculos que lo componen, que reviven a los héroes y antepasados.

No se trata de un parque de atracciones, tampoco de un parque medieval, y ni si quiera es un lugar para aprender historia. «No estamos aquí para dar lecciones a nadie», explica de la Villeon, al que se puede escuchar cada noche convertido en Napoleón en El sueño de Toledo, la función con el que comenzó todo.

El sueño es una locura, un viaje por 1.500 años de historia en solo 70 minutos, que se hacen cortos. En la representación participan 200 actores, que visten 1.200 trajes y se mueven por un escenario de cinco hectáreas situado frente a una grada con capacidad para 6.000 personas. Reviven la batalla de las Navas de Tolosa, la Guerra Civil, la de la Independencia, la llegada del ferrocarril o el descubrimiento de América. Grandes hazañas resucitadas mediante numerosos videoproyectores, fuentes, drones, música, fuego, baile, efectos especiales y muchos caballos.

La historia más viva que nuncaLa historia más viva que nunca - Foto: Juan Lázaro ICALEn Puy du Fou todo es real. «Cuando hablo de tus héroes no lo puedo hacer con cartón piedra», cuenta convencido el consejero delegado, mientras reconoce que «el secreto de la emoción es un espectáculo en vivo que habla de raíces». Y emoción hay.

Es el caso de El último Cantar, que ahonda en Castilla y León y en Burgos. Un viaje de 360 grados en movimiento, dedicado al Cid, desde sus primeros entrenamientos como escudero hasta su fallecimiento. Para darle vida, el actor que le interpreta, de origen malagueño, necesita, cada día, entrenamientos de esgrima, fuerza y ejercicio cardiovascular.

Pero la voz no es suya, ya que todas las representaciones están doblados por profesionales. Solo los más pequeños, itinerantes y de unos cinco minutos de duración, son en directo. En los cinco grandes «sería imposible», explica la coordinadora de comunicación del parque, Irene Palomino. «El ejercicio físico, las batallas, las acrobacias... son tan fuertes que sería imposible hablar en directo».

La historia más viva que nuncaLa historia más viva que nunca - Foto: Juan Lázaro ICALEl sueño y El cantar son los espectáculos por excelencia de esta experiencia. Así lo acreditó hace poco la Asociación Global para la Industria de Atracciones (Iaapa), que concedió al primero el Premio al Mejor Espectáculo de Europa y al segundo, el Mejor del Mundo.

Pero si estos dos son sorprendentes, A pluma y espada, protagonizado por Lope de Vega en un corral de comedias, no se queda atrás. Tampoco Allende la Mar Océana, un viaje inmersivo, en primera persona, por la travesía de los marineros a bordo de la nao Santa María en busca de un paso al Nuevo Mundo. El diseño de los decorados es obra de Pilar Revuleta, Oscar a la Mejor Dirección Artística por la película El laberinto del fauno.

Emoción a raudales 

El último de los cinco grandes espectáculos parece un show de cetrería, pero no lo es. Es, de nuevo, una obra de teatro, con texto y diálogos, protagonizada, eso sí, por más de 150 aves y rapaces que aparecen y desaparecen por los lugares más insospechados para volar a muy pocos centímetros de la cabeza del espectador. Yannis You, su responsable, lleva 25 años estudiando y trabajando con estos animales. Utiliza técnicas inventadas por los árabes para explicar «el importantísimo papel que han tenido siempre en las civilizaciones». 

La historia más viva que nuncaLa historia más viva que nunca - Foto: Juan Lázaro ICALYou ha querido hacer «un espectáculo totalmente diferente, uno con historia» para alejarse de las típicas demostraciones de vuelo. «Jugamos con la emoción para despertar la curiosidad por conocerles» en un entorno en el que «los pájaros están como en casa. Comen, descansan y hacen deporte durante el espectáculo». 

El objetivo de Yannis es ampliar los ejemplares hasta alcanzar las 1.000 aves que forman parte del entorno de Puy du Fou Francia. De momento, aquí se dejan ver lechuzas, búhos, caracaras, halcones, buitres y, el más peculiar, el elegante serpentario, procedente del Sudán.

En realidad, crecer es el objetivo de los 700 trabajadores del parque de Toledo, entre ellos 300 actores, hasta conseguir el nivel que tiene su homólogo francés. «El año que viene estrenaremos otro espectáculo», anticipa la coordinadora de comunicación, que todavía no puede desvelar los detalles. «El objetivo es llegar a los 25 espectáculos que hay en el parque de Francia» y, aunque el consejero delegado reconoce que tienen «muchas ideas, pero poco dinero», presupuesto y espacio, de momento, hay.

La historia más viva que nuncaLa historia más viva que nunca - Foto: Juan Lázaro ICALLa inversión inicial para levantar este espacio fue de 183 millones de euros y la intención es ampliarla hasta los 240 millones en los próximos seis años. Por su parte, la finca, que estuvo a punto de ser arrasada por el fuego este verano, tiene 170 hectáreas y, de momento, solo se han utilizado 30, donde se pueden encontrar tabernas, restaurantes con gastronomía de la zona adaptada a cada época del año, pequeños escenarios para conciertos, coctelerías, tiendas y talleres. 

En su entorno, el puesto de Antonio Arellano, uno de los cuatro únicos espaderos que quedan en España, genera especial curiosidad. Ha trabajado para conocidas películas y series como Águila Roja, El Ministerio del Tiempo e Isabel, entre otras, y ha forjado absolutamente todo el armamento del lugar, incluso las decorativas, que también son reales.

Antonio, quinta generación de escuderos toledanos, trabaja «prácticamente igual que en la Edad Media». Ha dedicado toda su vida a reproducir réplicas exactas de armas originales que se encuentran repartidas por museos o colecciones privadas y cree firmemente que «se puede contar la historia a través de las espadas y viceversa». «Muchos personajes no serían tan importantes sin sus espadas», defiende Tizona en mano.

Puy du Fou planea expandirse a otros lugares del mundo y el próximo año abrirá en China, «adaptándose a la cultura, las tradiciones y la historia de cada país», celebra Irene Palomino, que no deja de repetir que el parque hay que vivirlo: «Superará cualquier expectativa».