scorecardresearch

Logroño ofrece a sin techo 85 plazas para dormir en invierno

Efe
-

El Ayuntamiento pone en marcha desde el 1 de diciembre la campaña 'Ola de frío' para la acogida de personas sin hogar en el Centro Municipal de Acogida, el Proyecto Alasca y en establecimientos hosteleros para casos de urgencias

Pasaje de Vara de Rey de Logroño - Foto: Óscar Solorzano

El próximo uno de diciembre se activará la campaña "Ola de frío", puesta en marcha por el Ayuntamiento de Logroño para la acogida de personas sin hogar y en situación de emergencia social, con el fin de prevenir situaciones de riesgo por las bajas temperaturas invernales.

El concejal de Servicios Sociales de Logroño, Iván Reinares, ha presentado este viernes, en un encuentro informativo, esta campaña, que permanecerá abierta 120 días, hasta el próximo 31 de marzo; y que ofertará 85 plazas.

Esas plazas se repartirán entre el Centro Municipal de Acogida, con 49; y el Proyecto Alasca, con 36; además de que se reforzarán con el alojamiento extraordinario en establecimientos hosteleros de la ciudad en casos de urgencias sociales.

Se trata de aumentar la capacidad de acogida y alojamiento a través de la optimización de los recursos existentes, la flexibilización de los criterios de atención y la mejora de los sistemas de derivación entre servicios, además de intervenir y desarrollar actuaciones de acompañamiento social con las personas más vulnerables y crónicas que viven en la calle, ha añadido.

"Logroño tiene entre sus objetivos que ninguna persona sin hogar que se encuentre en nuestra ciudad se quede sin recibir atención social", ha subrayado el concejal, por lo que, cada año, los servicios municipales organizan la campaña contra el frío, que "intenta proporcionar alojamiento y atención social a todas las personas sin hogar que se encuentran en la ciudad".

Esta campaña supone "la optimización de la red estable de alojamientos temporales para responder al incremento de la demanda que se produce como consecuencia de las bajas temperaturas".

El Centro Municipal de Acogida mantiene un periodo máximo de estancia de siete días para las personas que no se encuentren en planes de intervención en larga estancia.

Sus usuarios, mientras permanezcan alojados, podrán utilizar todas sus prestaciones técnicas y materiales y, durante el invierno, ante las bajas temperaturas nocturnas, abrirá sus puertas a todas las personas en situación de riesgo que demanden alojamiento, hasta cubrir las plazas existentes.

A este centro pueden acceder quienes lo soliciten y sus instalaciones se utilizarán como centro de estancia diurna durante el periodo invernal.

El Proyecto Alasca mantendrá sus horarios del centro de día y acogida nocturna y realizará las prestaciones de atención social de las personas a las que se dirige.

Durante toda la campaña, dispondrá de una plaza para posibles detecciones de personas sin hogar por los servicios nocturnos de la Policía Local.

Además de asignar las plazas de acogida nocturna en su centro, los trabajadores sociales de calle del Proyecto Alasca serán los encargados de detectar, informar y derivar a los recursos a los usuarios sin hogar que duermen en la calle.

De manera prioritaria, se atenderá a las personas sin hogar que residen permanentemente en Logroño y que se encuentran en situación de sin techo o que habitan en lugares inadecuados, como chabolas o edificios abandonados.

El Centro Municipal de Acogida y el Proyecto Alasca se coordinarán para la derivación de personas usuarias entre sus recursos, en función de las características sociales y personales de las mismas y para compartir plazas si uno de ellos estuviera completo, según Reinares.

Ha añadido que, durante los días de frío intenso, en los que se activen las alarmas por riesgo meteorológico, si estuvieran completas las plazas de alojamiento en los dos centros, se avisará al Servicio de Urgencias Sociales para que reserven plazas en establecimientos hosteleros.