scorecardresearch

Cuadros pintados con vino invitan a disfrutar con los sentidos

Sergio Jiménez Foronda (Efe)
-

La exposición 'Los colores del vino', instalada en la Sala de Ibercaja de Logroño, es una colección de 35 obras realizadas con vinos tintos, sobre todo, jóvenes y crianzas, pero también hay algo de reserva

La autora logroñesa, con una de sus obras. - Foto: Abel Alonso (Efe)

Cuadros inéditos sobre paisajes callejeros y retratos, pintados con vino de Rioja, componen la exposición "Los colores del vino", en los que su autora, la artista logroñesa Magdalena Berenguer,  invita al visitante a disfrutarlo de una forma diferente, "en todos y con todos los sentidos".

La exposición, instalada en la Sala de Ibercaja de Logroño, es "una colección de 35 obras realizadas con vinos tintos, sobre todo, jóvenes y crianzas, pero también hay algo de reserva", ha informado a Efe María Berenguer, quien trabaja bajo su marca "Lady Wine Ideas".

Berenguer pensó en dar una visión diferente a sus cuadros, utilizando vino como materia prima, y elaboró sus primeras obras durante el confinamiento, una etapa en la que, debido a las restricciones sanitarias de la pandemia, ha explicado, "tenía mucho tiempo" y le inspiró en dar este enfoque a sus obras de paisajes y retratos.

"Ví que era algo interesante, llegó el momento en que había pintado bastantes cuadros y me pareció de interés mostrarlos para el disfrute del público", ha indicado la artista.

Ha relatado que comenzó a pintar algún cuadro con alguna incursión de vino; fue probando con restos que le quedaban (en las botellas) en su casa, y veía que "resultaban cosas interesantes", por lo que fue experimentando a pintar utilizando esta bebida para completar sus creaciones en estas obras.

Transcurridos dos años desde sus primeros cuadros que componen esta exposición, la artista ha explicado que algunos han cambiado el color y los primeros en pintar permiten apreciar "cómo el vino va madurando y cambiando el tono a más sepia".

También se aprecia cómo el vino "reacciona en diferentes superficies". La mayoría de las obras están hechas sobre papel de acuarela grueso, pero también hay otras sobre lienzo, lo que, según la artista, resulta "muy interesante de ver porque, aunque se trabaja de forma parecida a la acuarela, es más impredecible e interesante".

Cada uno de los cuadros incluye, junto a su título, el tipo de vino que ha empleado, a fin de poder apreciarse sus tonos y cómo evolucionan los vinos con el tiempo.

Según Berenguer, "el vino joven es el que más cambia; nada más pintarlo, tiene unos tonos muy malva tirando a azulados, que van variando bastante con el tiempo a otros más sepias y grises".

Sin embargo, "el crianza presenta un color más rojo y rubí que, con el tiempo, va cambiando a más a colores marrones, como de una fotografía antigua", mientras que "el reserva, sobre el lienzo, tiene tonos más ocres y naranjas".

"Lo divertido -desde su punto de vista- es ver cómo van a ir evolucionando los colores porque va a depender de muchas cosas: el tipo de vino, de papel y de dónde va a estar".

 Berenguer, quien sigue trabajando con materiales "tradicionales", como las acuarelas, ha reconocido que le "ha picado" la práctica de pintar empleando vino, y ha indicado que se se plantea  continuar experimentando con distintos tipos, lo que combinará en su carrera artística con sus proyectos de diseño y comunicación para ONGs y el tercer sector.

La exposición "Los colores del vino" cerrará al público este martes 31 de mayo y puede visitarse en la sala de exposiciones de Ibercaja, en la calle San Antón 3 de Logroño, de 16,30 a 21 horas.