scorecardresearch

2 detenidos por robar 6.700 litros de gasoil que luego vendían

El Día
-

Sustrajeron el combustible de camiones y maquinaria en Calahorra, Entrena, Nalda, Navarrete, Santo Domingo y Villamediana y luego lo ofrecían a jóvenes de distintas localidades a precio muy inferior al del mercado

Un agente muestra las garrafas que los detenidos utilizaban para robar el gasoil. - Foto: Guardia Civil

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja han procedido a la detención de dos personas de nacionalidad española, de 29 y 36 años, viejos conocidos de los agentes por su historial delictivo, como presuntos autores de un delito continuado de robo de gasoil en camiones y maquinaria pesada estacionada en el interior de empresas o en la vía pública.

Durante las actuaciones se han esclarecido un total de 19 delitos perpetrados en las localidades de Calahorra, Entrena, Nalda, Navarrete, Santo Domingo de la Calzada y Villamediana de Iregua, llegándose a intervenir 25 garrafas llenas de gasoil -550 litros- y las herramientas, guantes y mangueras que los detenidos utilizaban para cometer los robos, informa Europa Press. 

Estos dos individuos en sus acciones delictivas han llegado a sustraer, previa demanda, un total de 6.720 litros de gasoil que luego vendían a jóvenes de diferentes localidades a un precio muy inferior al del mercado, con una diferencia de algo más de la mitad del precio legal actualmente existente en gasolineras.

Además, mientras llenaban las garrafas de combustible aprovechaban para robar todo tipo de herramientas de fácil salida en el mercado negro, principalmente radiales, martillos neumáticos, generadores, equipos de soldadura, amoladoras, motosierras, baterías y taladros. El valor del gasoil sustraído supera 12.900 euros, mientras que las herramientas robadas y los daños ocasionados en los depósitos de combustible de los camiones superaría los 13.000 euros.

A principios de mayo la Guardia Civil en La Rioja detectó que se estaban produciendo sustracciones de combustible, principalmente gasoil, de camiones y maquinaria pesada estacionada en el interior de empresas o en la vía pública. Las inspecciones técnico/oculares llevadas a cabo en los lugares de los hechos pusieron de manifiesto que los robos respondían a un mismo modus operandi.

Primeramente, el autor/es de los robos inspeccionaban los lugares en los que iba a actuar. Una vez se daban las condiciones de seguridad necesarias forzaban los depósitos de combustible, conectaban mangueras de plástico y trasvasaban el gasoil a garrafas y pequeños bidones, huyendo del lugar por carreteras secundarias para evitar ser detectados.

La información recopilada por agentes del Puesto de Nalda relacionada con las inspecciones técnico-oculares en los lugares de los robos, el estudio delincuencial de la zona y los datos aportados por ciudadanos, han permitido la identificación, localización y detención de los dos presuntos autores de los hechos.

Las actuaciones han sido puestas a disposición de la autoridad judicial.