"Trabajar con niños Down ha sido un regalo"

Juana Samanes
-

El personaje que interpreta en este filme le resultó más cercano que otros que ha encarnado en el cine que han resultado muy bien aceptados

"Trabajar con niños Down ha sido un regalo"

No cabe duda que tener como progenitor a Vittorio Gassman, uno de los mejores actores italianos de la Historia del cine, debió suponer un reto para su hijo, Alessandro. No obstante, también cuenta con una carrera profesional propia estimable. Sus cualidades interpretativas pueden contemplarse en la emotiva comedia dramática: Mi hermano persigue dinosaurios, que se estrenó el pasado viernes 24 de julio. 


El personaje que interpreta es un padre admirable. ¿Conoció al David real en el que está basado, y se inspiró en él o el director apostó por una reinvención más libre?
Conocí personalmente a toda la familia Mazzariol, que realmente es extraordinaria y que lograron que lo que en apariencia parecía una dificultad se convirtiese en su fuerza principal. Al padre, que es al que interpreto, lo vi por primera vez cuando empezamos a rodar, no nos parecemos físicamente.


En la película se habla de la vergüenza y la invisibilidad que algunas familias hacen de sus seres especiales. ¿Le asombra esta reacción? 
No, no me sorprende para nada porque, desgraciadamente, en este planeta aceptar la diversidad se ve todavía como algo muy lejano. 


¿Qué le agradó de su personaje?
Me agradó que era más cercano a mi personalidad que otros que he interpretado en mi carrera. A veces por el físico te encasillan y te hacen repetir algunos papeles que nada tienen que ver contigo porque han tenido éxito en la pantalla. David es un hombre dulce y accesible. 


¿Cómo fue su experiencia de trabajar con niños Down?
Ha sido sorprendente y he vivido momentos que nunca había experimentado en mis 37 años de carrera. Fue un regalo maravilloso trabajar con ellos, pero no se puede generalizar porque cada uno de ellos tiene su perfil, como nos ocurre a los demás. Nos dieron una gran lección.


Actualmente, como se describe en la película, no nacen este tipo de niños porque los abortan. ¿Qué opina de ello?
Creo que es un tema muy delicado que, como se ve en la película, genera debate en la sociedad. Mi opinión es que cada uno debe hacer lo que cree. En Italia es legal el aborto. Y no me atrevería a afirmar que es peor persona alguien que lo hace por sus circunstancias personales frente a las que deciden seguir adelante y traer al mundo niños Down.


La película describe una familia tan imperfecta como entrañable. ¿Qué aspecto le cautivó más de ella?
Me cautivó que la llegada de un hijo así genera muchos problemas, entre ellos económicos, pero la familia, aunque no tenían muchos recursos, salió adelante con alegría. Más aún, apreciamos como todos los miembros de la familia mejoraron gracias a Gio. En el caso de la esposa es una mujer muy fuerte. Eso me recordaba que mi padre decía hace más de 20 años que si las mujeres hubieran gobernado hubiéramos tenido un planeta mucho más tranquilo. Yo estoy totalmente de acuerdo.