scorecardresearch

El Banco de Alimentos raciona la leche y tiene para 15 días

Cayetano G. Lavid
-

La entidad sufre un déficit de 25.000 litros, aunque el desabastecimiento solo le afecta en los lácteos. La planificación le ha permitido mantener las reservas del resto de productos

Imagen que nuestra el vacío del lineal de la leche del Banco de Alimentos de La Rioja. - Foto: ÓSCAR SOLORZANO

El parón de los transportistas, ligado a la escasez de recursos provocados por la guerra de Ucrania y la inflación han provocado en el Bancos de Alimentos de la capital riojana problemas similares a los del resto de la sociedad, aunque con la huelga cada vez más cerca de su final, esperan reponerse en los próximos días.

En los supermercados se han podido ver estanterías vacías, sobre todo de leche; algo similar ha sucedido en los almacenes del Banco de alimentos de Logroño, que se encarga, a su vez, de abastecer a organizaciones de ayuda humanitaria como Cáritas o la Cocina Económica. Si bien las consecuencias de la huelga han sido mínimas, sí que se han notado en el almacén que esta organización tiene en la Comunidad, que se ha visto en la obligación de racionalizar sus briks de leche. Lo explica José Manuel Pascual Salcedo, Presidente del Banco de Alimentos de Logroño. «Aunque calculamos que podríamos aguantar 15 días más, tenemos un déficit de 25.000 litros, que debería  reponerse en los próximos días ahora que la situación se va a normalizar», transmitía Pascual refiriéndose a que la huelga se está disolviendo. Desde el almacén, en el que no han tenido problemas con ningún otro producto, son optimistas aunque reconocen haber tenido que reducir la cantidad que se entrega a otras organizaciones. Es el caso de Cáritas, que no ha recibido briks de leche en su última entrega. Allí han tenido que hacer cuentas y suplir la falta de este producto ampliando la cantidad de alimentos complementarios como fruta en los lotes que entregan a las familias.

Por su parte, la Cocina Económica reconoce haber tenido suerte: «Recibimos una gran cantidad de productos, incluyendo leche, justo una semana antes de la huelga y aún tenemos productos», lo que aseguran que les ha salvado.

Donaciones.

La pandemia ha provocado numerosos cambios y algunos han sido a mejor. En las campañas solidarias como la Operación Kilo, ya no se entregan alimentos, sino dinero para su adquisición.

El Banco de Alimentos explica que el hecho de tener que comprar ellos la leche ha supuesto toda una ventaja, ya que, cuando se entregaba en los supermercados «todo era del mismo lote y la caducidad también era idéntica».

De este modo, adquieren la leche según van necesitando más unidades y, en cuanto se reponga el suministro en las grandes superficies, volverán a llenar sus almacenes para seguir garantizando el suministro a sus  clientes.

 

25.000

Son los litros de leche que faltan en el almacén del Banco de Alimentos de Logroño para estar dentro de las cifras 'normales' aunque, pese al déficit, son positivos en previsiones, pues confían en aguantar al menos 15 días más y en que la situación vuelva a la normalidad antes de ese tiempo.

18

Es el número de días que han transcurrido desde que comenzó la huelga de camioneros. Aunque el marcador sigue contando, el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) informa de que menos de un 5% de estos profesionales siguen secundándola, por lo que los problemas de desabastecimiento deberían estar cerca de su fin.

8.767

Este es el dato de las donaciones realizadas al Banco de Alimentos de La Rioja desde que comenzó el año. De ellas, se obtiene el dinero para financiar los alimentos que esta asociación ofrece a Cáritas o la Cocina Económica.