scorecardresearch

"Vacaciones en paz" acogerá a 41 niños saharauis en verano

El Día
-

Los niveles de acogida se mantienen iguales a los que había antes de la pandemia. 35 menores estarán con diferentes familias y 6 en el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física (CMRF) de Lardero

Presentación del programa 'Vacaciones en paz'. - Foto: Ayuntamiento de Logroño

La Asociación Riojana de Amigos del Sáhara ha retomado el programa "Vacaciones en paz" con la acogida de 41 niños saharauis de entre 7 y 12 años durante el verano, unos niveles de acogida que se mantienen iguales a los que había antes de la pandemia.

El concejal de Servicios Sociales de Logroño, Iván Reinares; y el presidente de la Asociación Riojana de Amigos del Sáhara, José Tomás, han presentado este lunes, en una rueda informativa, la firma del convenio por el que esta entidad recibirá 29.000 euros, informa Efe.

Reinares ha destacado el hecho de que uno de los programas "tan queridos" por el Ayuntamiento de Logroño, como el de las "Vacaciones en paz", vuelva a ponerse en marcha de la misma forma que en 2019.

Tomás, por su parte, ha detallado que la sociedad riojana acogerá a 41 niños saharauis, 35 de ellos en diferentes familias y 6 en el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física (CMRF) de Lardero.

Ha remarcado la implicación desde el Comité de Representantes de Personas con Personas con Discapacidad de La Rioja (CERMI) y los colectivos que trabajan con la discapacidad, ya que "brindan apoyo logístico y de reconocimiento para valorar y visualizar que en esos campos también hay niños con discapacidad".

En este sentido, ha valorado la respuesta de la ciudadanía riojana y, de forma especial, la logroñesa después de los dos años de pandemia, de tal forma que "La Rioja es una de pocas comunidades autónomas que ha mantenido los niveles de acogida de 2019".

"Hay que valorar muy bien este aspecto debido a las circunstancias de este año, como la guerra de Ucrania", ha subrayado, y, "sobre todo, por lo que cuesta retomar un programa de acogida que ha estado dos años paralizados".

También ha destacado que el 90 % de las familias que participan este año en el programa son nuevas, a pesar de que cada año se contaba con un cupo del 50 % de familias repetidoras, por lo que "la sorpresa ha sido muy positiva en este sentido".

Ha indicado que la asociación ultima la documentación de los niños que participarán en el programa, con el fin de que lleguen a La Rioja a principios del próximo mes de julio.

"La asociación está con ilusiones renovadas para llevar a cabo este proyecto y con ganas de continuar apoyando a este pueblo", ha asegurado.

Por otra parte, ha señalado que la peor parte de estos dos años sin poder desarrollar este programa de acogida ha sido "no poder ver a estos niños saharauis".

Sin embargo, "se ha mantenido la llama encendida", ya que el dinero de este convenio se usó para comprar alimentos que necesitaban los centros de aislamiento del covid-19 que había en los mismos campamentos y para la adquisición de medicinas.

Además, ha recordado que las diferentes asociaciones de España solidarizadas con este tema pusieron en marcha un programa alternativo en los campamentos para "dinamizar la vida de los niños durante el verano".

A ello se sumaron los apadrinamientos de niños con discapacidad, por lo que las familias les enviaban alimentos y material higiénico.

El objetivo de "Vacaciones en paz", ha recordado Reinares, es que los niños saharauis disfruten de un periodo vacacional "alejados de las durísimas condiciones de vida que ofrecen los campamentos de refugiados en Tinduf, en Argelia".

Otro de los aspectos más importantes de este programa es que los niños reciben atención sanitaria especializada, con revisiones médicas dirigidas a cubrir patologías relacionadas con los oídos o la vista, por ejemplo.

También ha indicado que algunos concejales y técnicos del Ayuntamiento de Logroño han visitado estos campos de refugiados, donde han podido ver las necesidades que sufren, especialmente en infraestructuras.

Tomás ha agradecido que representantes del Ayuntamiento de Logroño "bajaran y vieran in situ cuáles son las extremas condiciones de vida de estos campamentos de refugiados saharauis".

No ha compartido el cambio de postura del Gobierno español respecto al Sáhara Occidental y, aunque "no ha sido una sorpresa, no se conocen las verdaderas causas de este cambio".

"La vía para resolver el conflicto es el de la autodeterminación del pueblo saharaui", ha señalado, y "se dará con la celebración de un referéndum, que está dentro de los acuerdos de Naciones Unidas".