scorecardresearch

Logroño tendrá el primer centro de salud de la era covid

Feli Agustín
-

Dispondrá de dos zonas independientes y materiales lavables, se alimentará con energías renovables en un espacio que triplica el Rodríguez Paterna para atender a 10.000 usuarios

Logroño tendrá el primer centro de salud de la era covid - Foto: Óscar Solorzano

Si alguno es agorero, el acto de colocación de la primera piedra en el   centro de salud La Villanueva vino a confirmar sus temores porque una ráfaga de aire volcó uno de los focos que hirió en la mejilla a la presidenta del Gobierno. «Me voy al centro de salud; ah no, que todavía no está», reaccionó bromeando Concha Andreu quien, junto al alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y varios concejales, pero con la ausencia de la consejera de Salud, Sara Alba, que se encontraba de camino a la Interterritorial de Salud en Córdoba, participó en la inauguración oficial de una obra que se prolongará 20 meses y supondrá una inversión de 7,2 millones de euros.

Este nuevo centro, el primero de la era poscovid, ha sido diseñado para dar respuesta a las exigencias de esta y, si fuera necesario, futuras pandemias, y adaptado a los nuevos objetivos de sostenibilidad, pues será alimentado con la energía fotovoltaica procedente de las placas solares ubicadas en la cubierta y a 27 pozos de geotermia.

Así lo relató la arquitecta responsable del proyecto, Eva Aransay,  sobre una actuación que cuenta para su financiación con fondos europeos  React-EU y que, sobre una superficie de 4.700 metros cuadrados, triplicará los 1.500 metros del actual Rodríguez Paterna.

Pero la principal característica de este nuevo centro es su adaptación a las pandemias, de tal manera que permitirá ser utilizado aislando dos zonas totalmente independientes, con salidas y entradas propias para poder atender separadamente a pacientes contagiados de los que no lo son. «Así, puede funcionar de modo conjunto o mediante circuitos totalmente separados», explicó Aransay, que añadió que la climatización se realizará mediante suelo radiante y la ventilación será, en todo momento, con aire procedente del exterior, «sin cruzarse los flujos». Además, este proyecto se ha revisado y redefinido  para que todos los materiales sean lavables

Dispondrá, entre otras dependencias, de 15 consultas de medicina general, 15 de enfermería, una zona de pediatría y un área para la matrona, además de seis consultas -tres para médico y otras tantas para enfermera y se garantizará la distancia de 1,5 metros en las salas de espera. Las consultas se sitúan principalmente en las calles laterales, El Coso y Capitán Gaona, para garantizar la privacidad de las mismas.

Aransay relató que, en paralelo, se desarrolla, de forma conjunta con el Ayuntamiento una nueva propuesta de urbanización, en la que se pretende utilizar pavimentos permeables y aprovechar el agua de lluvia para unos alcorques corridos que se plantean en los bordes de la urbanización.

«Pretende ser un proyecto piloto, que podrá utilizarse en el resto de la urbanización de La Villanueva y en la manzana sanitaria de la que formará parte este edificio», avanzó la arquitecta, que concretó que esta «manzana sanitaria» estará conformada además por el hospital San Pedro, tras su conversión en el hospital de referencia para el tratamiento de subagudos y acoger en sus instalaciones el Servicio de Rehabilitación.

mirando al futuro. La presidenta del Gobierno señaló que era un «día importante» porque «por fin ponemos en marcha este centro de salud», que será tres veces más grande que el de Rodríguez Paterna y será el primero adaptado para hacer frente a posibles contagios de cualquier tipo de virus. 

«Estamos mirando al futuro y ese es el camino que tenemos que seguir», añadió Andreu, que colocó la primera piedra, junto al alcalde Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, quien destacó que, después de varios años de demora, «es un equipo socialista»  el que pone en marcha un centro de salud que atenderá a 10.000 personas.  

Resaltó, además, que se suma a la revitalización de una zona, en la que pronto se actuará en varias de sus calles, acogerá un futuro proyecto tecnológico que contará con 250 empleados -Bosonit- y asistirá el año próximo a la reapertura del Centro de Cultura del Rioja (CCR).