Dos detenidos y 161 plantas de marihuana incautadas

El Día
-

La Policía Local de Logroño ha participado en tres operaciones antidroga junto al Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía

Plantación de marihuana incautada en Logroño - Foto: AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

La Policía Local de Logroño, en colaboración con el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía, ha participado en tres operaciones antidroga en las que han incautado 161 plantas de marihuana y se han realizado dos detenciones.

El principal operativo tuvo lugar en la tarde-noche del pasado viernes, cuando varios agentes de la Policía Local de Logroño detuvieron a dos individuos en un bajo de la Plaza Teresa de Calcuta por un presunto delito contra la salud pública por cultivo de marihuana destinado a su venta. Se incautaron 120 plantas que, una vez deshojadas, arrojaron un peso de 4'8 kilos. Así mismo, se incautaron diversos efectos como extractores y ventiladores, medidores de humedad y temperatura, focos de luz artificial y diferentes utensilios que habitualmente se utilizan para un cultivo intensivo.

La intervención vino motivada gracias a la participación de la ciudadanía, que puso en alerta a los agentes, ya que sospechaban que en el inmueble se podían estar ejerciendo labores de plantación y cultivo. Finalmente, y tras identificar a los dos responsables del local, los detenidos fueron localizados al tratar de acceder al lugar.

La segunda actuación tuvo lugar el pasado lunes en una nave industrial sin actividad del Polígono Cantabria. Tras detectar a tres personas que podrían ser responsables de un cultivo intensivo de marihuana, la Policía Local de Logroño inspeccionó el local donde localizó un altillo con tres pequeñas dependencias habilitadas con tubos de extracción, ventiladores y temporizadores en las que había 36 plantas de marihuana en su interior con un peso de dos kilos una vez deshojadas.

La tercera intervención se realizó el martes pasado en una vivienda de la zona suroeste de Logroño como respuesta a las quejas vecinales motivadas por el fuerte olor a marihuana que emanaba de una vivienda.

Tras ser comprobado por los agentes de la Policía Local de Logroño desde el acceso a la vivienda, el titular entregó de forma voluntaria a los agentes cinco plantas de marihuana.

Estas actuaciones se han llevado a cabo en colaboración con el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía y forman parte de los operativos conjuntos entre ambos cuerpos para erradicar los puntos de venta de estas sustancias.