scorecardresearch

La presidenta reafirma el apoyo sin fisuras a la marca Rioja

El Día
-

Grupo Rioja reitera su rechazo al no existir un elemento diferencial y propio que justifique su creación

La presidenta reafirma el apoyo sin fisuras a la marca Rioja - Foto: El Día

La presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu, apeló ayer a mantener la unidad frente al «escisión» de la Denominación que propone «un grupo pequeño de gente del País Vasco», que quiere «poner política» con una nueva denominación.

Andreu intervino en el pleno del Parlamento riojano y respaldó a la consejera de Agricultura, Eva Hita, en su «defensa denodada» de la unicidad y el apoyo al Consejo Regulador de la DOCa Rioja en relación a su «prestigio internacional y la calidad demostrada técnicamente y avalada por numerosos controles».

La presidenta reafirma el apoyo sin fisuras a la marca RiojaLa presidenta reafirma el apoyo sin fisuras a la marca Rioja - Foto: El Día«Eso deberíamos hacer aquí, demostrar ese apoyo al Consejo Regulador. El Ministerio de Agricultura está haciendo todo lo que puede legalmente, a no ser que ustedes propongan algo ilegal», subrayó, en alusión al PP, que había preguntado  si considera que el Ministerio debe conceder la protección nacional transitoria a la denominación de origen Viñedos de Álava. Andreu insistió en que el Gobierno de La Rioja hará «todo lo que legalmente se pueda» y aseguró que no les van a encontrar «en ninguna situación ilegal, en ningún reparto ilegal de hectáreas de viñedo, ni en ningún camino por detrás» porque van a «ir de frente con la legalidad por delante».

«El interés común de todos los riojanos se defiende mejor no entrando al trapo de un grupo pequeño de viticultores vascos que quiere poner política en algo tan nuestro y tan centenario como la DOCa Rioja. Vamos a espabilar todos y vamos a unirnos frente a esta escisión que quiere un grupo pequeño de gente del País Vasco», reiteró. «Por favor, no metamos la política en esto, vamos a defender el prestigio de esto tan extraordinario que nos ha costado tantos años ganar y no busquen subterfugios, y mucho menos políticos», replicó al grupo Popular.

En su turno, Hita lamentó que el PP solo pretende «crear confusión y ruido», porque el Ministerio de Agricultura no es el órgano competente en la tramitación de una denominación que se circunscribe a una única comunidad y solo se ha limitado a cumplir el trámite.

En su intervención, la portavoz adjunta del grupo Popular, Noemí Manzanos, subrayó  que, «con un Gobierno del PSOE en España, en La Rioja y en el País Vasco (PNV-PSOE) la ruptura de la DOCa Rioja está más cerca».

Por ello, les rogó que «intenten hacer algo, trabajen para que sea el Ministerio y no el Gobierno vasco el que otorgue o no esa protección nacional transitoria porque el expediente, aunque geográficamente sólo influye en el País Vasco, tiene evidente influencia en otras comunidades autónomas», constató.

Grupo Rioja. El Grupo Rioja, cuyas bodegas comercializan alrededor del 75% del vino de Rioja Alavesa, refrenda al «100 por 100» el posicionamiento y las actuaciones adoptadas por el Consejo Regulador, que se ha manifestado siempre en contra de la creación de Viñedos de Álava y de «agotar todas las medidas, tanto en vía administrativa como judicial» para que no prospere esta denominación.

Íñigo Torres, director general del Grupo Rioja, justifica su alineamiento con el Consejo Regulador en que entienden que sería una marca que «no cumple los requisitos» que exige la Comisión europea para el reconocimiento de una denominación de origen. «No existe el vínculo, que es el aspecto más importante que exige una denominación», esto es, explica, «no existe un elemento diferencial y propio que justifique su creación», argumenta Torres, que constata que Viñedos de Álava pretende elaborar en la misma zona que Rioja Alavesa, vinos  «absolutamente parecidos, con las mismas variedades, la misma técnica y casi los mismos rendimientos».

El responsable del Grupo Rioja resalta que el apoyo es «mínimo» a una actuación impulsada por una asociación «muy minoritaria en Rioja», ya que no representa ni el 4% del valor de comercialización, y que además no apoyan todas las bodegas de la asociación.

«Lo único que puede generar esta iniciativa es ruido mediático o confusión al consumidor», destaca Torres, que recuerda que Viñedos de Álava «usaría el fondo de comercio y el reconocimiento a nivel mundial que ostenta  la marca Rioja».