El Gobierno ha hecho 730 PCR a temporeros y 14 dan positivo

El Día
-

El Ejecutivo apuesta por campañas agrarias que conjuguen la protección de la salud pública con la continuidad de la actividad agraria como sector clave en la economía riojana

Temporeros en la plaza de la estación de autobuses de Logroño, en una imagen de archivo. - Foto: INGRID

La consejera de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Eva Hita, ha precisado este martes que se han realizado hasta el momento un total de 730 pruebas PCR a trabajadores temporales agrarios desplazados, entre los que se han detectado 14 positivos de Covid-19.
Hita ha comparecido en la Comisión Institucional, de Desarrollo Estatutario y Régimen de Administración Pública del Parlamento de La Rioja, a petición del Grupo Popular, junto a la consejera de Salud, Sara Alba.

Ambas consejeras han resaltado el dinamismo, flexibilidad y la capacidad de anticipación y adaptación de la estrategia integral pionera del Gobierno de La Rioja, para lograr unas campañas agrarias que conjuguen la protección de la salud pública con la continuidad de la actividad agraria como sector clave en la economía riojana y esencial en el abastecimiento alimentario.

Hita ha recordado que el Gobierno riojano fue "pionero" en asumir el coste de las pruebas PCR para los trabajadores temporales desplazados, con el "enfoque de anticipación y detección precoz para frenar la cadena contagios".

La titular de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población ha explicado el desarrollo del protocolo para campañas agrícolas seguras que se ha implantado en las últimas semanas en La Rioja, primero en la recogida de la fruta y después en la vendimia, que se ha actualizado con las novedades incorporadas al protocolo del Ministerio de Sanidad.

Así, este protocolo incluye recomendaciones respecto al alojamiento, desplazamiento y operativa agrícola, a través de unas fichas para el trabajador y el empleados, con precauciones como el uso obligatorio de mascarilla, la distancia social y los hábitos de higiene, con el fin "de minimizar contagios desde la responsabilidad individual".

Ha agregado que el Ejecutivo regional ha trabajado para proporcionar alojamiento a los trabajadores temporales agrarios desplazados sin contrato a través de una red de albergues, con el fin de "dignificar las condiciones de vida y de trabajo de este colectivo".

Para ello, el Gobierno de La Rioja ha actualizado la cuantía económica de los convenios de colaboración que mantiene con los ayuntamientos para adaptarlos a las circunstancias de la COVID-19.

El albergue de Alfaro abrió el pasado 11 de agosto con una dotación de 27.000 euros (10.500 en 2019); el de Logroño, operativo en el polideportivo universitario desde el pasado día 7, recibió del Gobierno de La Rioja 56.102 euros; Nájera, que funciona desde este lunes, cuenta con una aportación de 21.000 euros (6.000 en 2019); y el de Fuenmayor, que abrirá de forma inmediata, logrará 21.000 euros, (8.000 en 2019).

Hita ha citado la puesta en marcha de la Aplicación para el Trabajador Agrícola Desplazado (ATAD), que es accesible en la web agricultura.riojasalud.es, y permite agilizar en la tramitación de la petición de la cita de la PCR para estos empleados agrarios.

La aplicación web ATAD permite mediante certificado digital el registro de trabajadores y la conexión con los servicios de Salud de organizaciones profesionales agrarias, empresas de prevención de riesgos laborales, técnicos que forman parte de los Comités de Cuidados Rurales COVID-19, trabajadores sociales, gestores de albergues y personal del Servicio de Atención al Ciudadano del Gobierno de La Rioja.

Además, el Servicio de Atención al Ciudadano ha habilitado el teléfono 941 29 10 10 como punto de información para personas migrantes desempleadas y se han editado 5.000 trípticos en español, francés, inglés y portugués, que también tienen una versión digital.

La consejera de Agricultura ha insistido en la colaboración lograda con el sector agrario y la coordinación con las diferentes administraciones para "minimizar los riesgos", con nuevos órganos como los comités de cuidados rurales.

En este sentido, Alba ha resaltado que estos comités, que "llamaron la atención del Ministerio de Sanidad y de otras comunidades autónomas, son un proyecto "complejo y ambicioso", que ha logrado implicar a todos los actores del mundo agrario.

Ha reconocido que los trabajadores agrarios desplazados son un colectivo "especialmente vulnerable" a la COVID-19 por sus condiciones de vida, que "han mejorado notablemente en los últimos años en esta tierra, pero no lo han hecho de manera completa y no son óptimas".

La consejera de Salud ha ensalzado el trabajo intenso que desarrollan los rastreadores para identificar las cadenas de contagio, porque este colectivo se desplaza de un territorio a otro en las diferentes campañas agrícolas.

Ha recordado que la pasada semana se identificó a nueve temporeros contagiados, por lo que hubo que poner en cuarentena "en tiempo récord" a 66 trabajadores que habían mantenido contacto directo con ellos en dos dispositivos de aislamiento en Logroño.

Alba también ha destacado el refuerzo de la coordinación de los sistemas de vigilancia epidemiológica del Gobierno de La Rioja con los de otras comunidades, especialmente las vecinas, para alertar de posibles casos positivos.

En la contención de la pandemia, las medidas puestas en marcha por Salud se han centrado en un enfoque multidisciplinar de detección precoz para cortar la cadena de transmisión del coronavirus; la máxima protección a los colectivos más vulnerables; la innovación para afrontar la incertidumbre que rodea a esta nueva enfermedad y la implicación total con las entidades, instituciones y agentes sociales", ha explicado.