scorecardresearch

Dorado afirma que La Rioja defiende la ganadería extensiva

Europa Press
-

El consejero de Sostenibilidad asegura que el Ejecutivo riojano apoya a los ganaderos con sus inversiones y que "indemniza los daños que causa el lobo"

El consejero de Sostenbilidad, Álex Dorado, comparece en el Parlamento. - Foto: Gobierno de La Rioja

El consejero de Sostenibilidad, Transición Ecológica y Portavocía, Álex Dorado Nájera, ha afirmado que el Ejecutivo riojano "defiende la ganadería extensiva, que la apoya con sus inversiones y que indemniza los daños que causa el lobo".

Ha sido en la comparecencia en la Comisión de Sostenibilidad del Parlamento de La Rioja para abordar los acuerdos de la mesa de ganadería extensiva y el lobo. El consejero ha insistido en que "somos un Gobierno que defiende la ganadería extensiva, que no les da la espalda como gobiernos anteriores, que les apoya con inversiones y que aumenta las ayudas e indemnizaciones cuando se producen daños".

Ha explicado que "queremos que existan los dos, los ganaderos de extensiva y el lobo, y buscar fórmulas de convivencia. Pero para eso hace falta calma, empatía e ir de la mano del sector ganadero para buscar las mejores fórmulas preventivas".

A la hora de confirmar el apoyo que se está prestando al sector ganadero extensivo ha esgrimido el aumento en el importe de las indemnizaciones y las ayudas con las que se están apoyando las medidas de protección y refugio de los rebaños.

A raíz del proceso de mediación abierto y desarrollado durante 14 meses, se elaboraron una serie de propuestas consensuadas como vía de solución y coexistencia, en las que han participado los ganaderos extensivos y los grupos ecologistas y que se están aplicando, desde los vallados para cierres nocturnos, a las líneas de ayuda para perros de guarda, o las compensaciones por daños de lobo que se han ampliado a todo el ámbito geográfico de La Rioja, y han incluido los daños indirectos para estimar el lucro cesante. Unas indemnizaciones que se han aumentado un 52 por ciento, pasando de los 94 euros por res hasta los 142,23 euros que ha aumentado el Gobierno. "Indemnizamos justamente a los ganaderos", dijo.

"Debemos ir de la mano de los ganaderos en su adaptación a la presencia del lobo mediante ayudas vinculadas a buenas prácticas y la provisión de medios para proteger el ganado, y a través de indemnizaciones ágiles y justas", ha señalado Álex Dorado en su intervención.

TRES MANADAS EN LA RIOJA

La comparecencia ha comenzado con un amplio informe de las situación del lobo, que consideró estable con la presencia de 3 manadas en La Rioja, formadas por un total de unos 18 individuos, con otra manada itinerante compartida con Castilla y León.

Al referirse a los ataques registrados ha expuesto que las cifras de 2021 se refieren a 360 ataques, 430 en 2020, mientras que en 2019, el de mayor incidencia, se alcanzó la cifra de 630 reses muertas en ataques, por lo que consideró que "las cifras hablan por sí mismas" ya que marcan una reducción del 40 por ciento en el número respecto a 2019, cuando el lobo podía cazarse y había muertes de reses que no se contabilizaban.

Según ha aclarado el consejero, hasta 2021, aquellas muertes producidas fuera de terrenos de la Reserva de Caza, en municipios como Anguiano, Matute o Tobía, no se contabilizaban porque no se indemnizaban. Además, la reducción de ataques se ha producido en un contexto de ligero aumento de la cabaña ganadera en la sierra de la Rioja Alta, que pasó de 12.200 ovejas en 2019 a 13.600 en 2020, fecha en la que disminuyeron los ataques.

POSIBLES MEDIDAS DE CONTROL

En cuanto a las posibles medidas de control de la población de lobos el consejero confirmó que desde que en septiembre de 2021 el lobo entró a forma parte del Listado de Especies en Régimen de Protección Especial, el LESPRE, no está permitida su caza en aras a la conservación de la especie según el Comité Científico del Ministerio, que además ha incluido al lobo en esa categoría de protección siguiendo la petición de las instituciones europeas.

También ha dicho que "el anterior modelo basado en la caza no ha funcionado ni funcionará" como demuestra que sólo se cazaran 6 lobos en 330 batidas celebradas entre 2016 y 2021 en un contexto en que los ataques de lobo, no sólo no disminuían sino que aumentaban. "Nuestra fórmula es la de las medidas preventivas, las indemnizaciones justas y el prestigio del sector de la ganadería extensiva por su contribución al mantenimiento de los ecosistemas", ha remarcado.

El consejero ha recordado que, el actual modelo, permite la extracción de ejemplares conflictivos como última alternativa, es decir, siempre que se hayan usado previamente las medidas de prevención adecuada como el uso de mastines, cercados o cerramientos donde guarecer los rebaños. Lo que sí se plantea es continuar con el programa de radio-seguimiento y emplear un nuevo método de aversión del lobo basado en olores.

En el debate posterior se ha planteado el hecho cierto de reducción de la cabaña ganadera, algo que es un mal generalizado al margen de la presencia del lobo. La diputada socialista, Sara Orradre, ha argumentado a este respecto que" la supervivencia de la ganadería extensiva no depende exclusivamente del lobo, y el fenómeno de la despoblación ocurre tanto donde se convive con el lobo como donde no hay presencia".

A la vista de todo ello, Dorado Nájera ha concluido que "los datos son contrastables, son científicos y están ahí. No se puede hablar de un agravamiento de un problema que era preexistente, e incluso más acuciante en legislaturas anteriores, y que el modelo de la caza no logró frenar, sino todo lo contrario".