scorecardresearch

El PP pide 1.200 plazas más de aparcamiento en superficie

El Día
-

Los populares proponen promover el uso de los estacionamientos disuasorios existentes, uno nuevo en la Escuela de Enfermería y otro en la zona norte y habilitar otros temporales en solares vacíos

Los concejales Conrado Escobar y Antonio Ruiz. - Foto: El Día

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Logroño ha planteado este martes la aprobación de un plan de estacionamiento, que incorporaría 1.200 nuevas plazas de aparcamiento en superficie en la ciudad.

El portavoz municipal popular en Logroño, Conrado Escobar, y el concejal de este grupo Antonio Ruiz han presentado, en una rueda informativa, esta propuesta, que incluye promover el uso de los aparcamientos disuasorios existentes, uno nuevo en la Escuela de Enfermería y otro en la zona norte y habilitar estacionamientos temporales en solares vacíos.

"El Gobierno -municipal- socialista continúa suprimiendo plazas de aparcamiento en superficie en la ciudad sin ofrecer alternativa alguna a los vecinos", ha indicado Escobar, para quien "sólo hemos escuchado a los responsables del Ejecutivo local hablar de la existencia de plazas disponibles en algunos parkings públicos, pero sin proponer medida alguna para favorecer e incrementar su uso".

Para él, es necesario ofrecer a los vecinos soluciones, ya que, además, han subido los precios de las plazas de garaje en propiedad y en alquiler.

Este plan del PP propone promover el uso de los aparcamientos disuasorios ya existentes, "incorporando mejoras mediante la instalación de paneles informativos aplicando la tecnología a la gestión de las plazas".

Revisar las líneas de autobuses, sus paradas y frecuencias para que los aparcamientos funcionen como conexión con otros puntos de la ciudad es otra de sus propuestas; así como mejorar las condiciones ambientales de estos estacionamientos con vegetación, zonas de aparcamiento para bicis y medidas de seguridad.

A ello se suma su planteamiento de habilitar nuevos espacios de aparcamiento, uno en la Escuela de Enfermería, donde es viable habilitar unas 400 plazas nuevas, con el fin de dar respuesta a las suprimidas en el entorno de Duquesa de la Victoria y Universidad.

Ruiz ha señalado que el Gobierno local anunció hace un año que estas plazas se habilitarían de forma paralela al inicio de las obras, "pero no se ha hecho hada".

El otro aparcamiento disuasorio estará en la zona norte de Logroño para acoger unos 800 vehículos.

El PP, ha recordado, ha propuesto, desde el inicio de la legislatura, habilitar pequeños aparcamientos temporales en espacios desocupados en el centro de la ciudad, con la infraestructura necesaria para hacerlos lo más "amigables" posible.

Además, este plan aboga por trabajar en la promoción de los aparcamientos subterráneos de Logroño -más de 16.000 plazas, 2.400 de rotación-, mediante la incorporación de la tecnología para ofrecer información respecto a las plazas disponibles y su ubicación.

Logroño, según los Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), elaborados en 2013, Logroño tiene 33.275 plazas de aparcamiento en superficie, de las que casi un 20 % se concentra en siete aparcamientos disuasorios, que disponen de 6.553 plazas distribuidas por la ciudad.

Escobar ha indicado que, de acuerdo con sus estimaciones, en la actual legislatura se han suprimido más de 400 plazas de aparcamiento en superficie, lo que exige "alternativas para todos los vecinos que deben hacer uso del aparcamiento en superficie por cuestiones de residencia o trabajo".

Ha defendido que hay que garantizar la rotación para el buen mantenimiento de la actividad comercial; además de que son necesarias estas alternativas para los turistas y visitantes.

Se ha referido a las 150 plazas suprimidas en Duquesa de la Victoria, las 60 estimadas en República Argentina, las 40 en Vara de Rey y las 50 previstas en Gonzalo de Berceo y el entorno, "cifras a las que se van sumando otros anuncios en este sentido por parte del Gobierno local".

Por ello, el Grupo Popular ha propuesto un plan de aparcamientos que resuelva los problemas de estacionamiento que el actual Ejecutivo municipal está provocando y con el que la ciudad podría contar con cerca de 1.200 nuevas plazas de aparcamiento en superficie y conseguir un uso más racional de las existentes.

Logroño contaba en 2020 con 66.698 vehículos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que supone una ratio de 440 por cada 1.000 habitantes, una cifra que se mueve entre las medias que ofrece la Unión Europea según datos de Euroestat.