Unai Medina es el quinto bueno

El Día
-

El lateral derecho vizcaíno firma por la UDL hasta junio de 2022

Alas once de la noche de este lunes rescindió con el Sporting y, once horas después, Unai Medina (Basauri, 1990) visitaba las instalaciones del Mundial 82 antes de ser anunciado como nuevo jugador blanquirrojo. 

El lateral vizcaíno llega a Logroño y lo hace con el objetivo de echar raíces. Firma por esta temporada y la que viene y llega con el objetivo de aportar su experiencia para que la UDL permanezca en Segunda.
Unai Medina, con la equipación de la UDL, este martes en el Mundial antes de ser anunciado como jugador blanquirrojo.Unai Medina, con la equipación de la UDL, este martes en el Mundial antes de ser anunciado como jugador blanquirrojo. - Foto: 7 La Rioja Televisión
Aunque su nombre se había asociado de forma indisoluble al del equipo de Sergio Rodríguez, su llegada se ha demorado. No en vano, no ha sido hasta estas últimas horas cuando el Sporting ha comenzado a soltar su excedente de cupo (Cordero, Cerro y el propio Unai) lo que ha facilitado la llegada del zaguero vasco.

Unai Medina desembarca en la UDL y lo hace para discutirle el puesto a Iago López, titular el pasado sábado en El Molinón. Experiencia le sobra al lateral vasco que acumula casi doscientos partidos (193 en concreto) en Segunda. De hecho, el quinto fichaje blanquirrojo es el segundo futbolista, tras Roberto Santamaría, con más partidos en la Liga Smartbank.

El lateral, formado en el Athletic, militó en el Barakaldo antes de instalarse en Segunda con Alavés, Numancia, donde se ha visto al mejor Unai Medina, y Sporting. En el cuadro astur jugó la pasada temporada, totalizando 27 encuentros, 15 asistencias y seis goles. En Mareo coincidió con Álex Pérez, con el que ayer se reencontró en el Mundial 82.

En declaraciones facilitadas por la UDL, Unai Medina se definía como un lateral con mucha proyección ofensiva: «Creo que soy un lateral de recorrido; físicamente bueno. Pero lo más importante es el equipo y vengo a ayudar y lograr los objetivos», reconoció en declaraciones facilitadas por el club.

Unai Medina reconoció las dificultades que entraña la categoría a la que acaba de aterrizar la UDL. En El Molinón, los riojanos recibieron una dura dosis de realidad de Segunda: «La categoría es muy difícil, da igual que seas un recién ascendido o que vengas de Primera. Todos los equipos son muy competitivos y al final los partidos se ganan por los pequeños detalles. Tenemos que estar muy pendientes de todos los detalles porque en cualquier momento o bien metes gol o te meten».