scorecardresearch

La 'Casa Grande' de Nalda abre sus puertas

El Día
-

Con casi 150 años de historia, el edificio se convierte en el nuevo Ayuntamiento tras su inauguración este sábado

Daniel Osés, alcalde de Nalda e Islallana, en el nuevo Ayuntamiento - Foto: Ayuntamiento de Nalda

La nueva sede del Ayuntamiento de Nalda e Islallana en el emblemático edificio conocido como la 'Casa Grande' es ya una realidad y, tras la inauguración oficial de este sábado, comenzará a ofrecer servicio al público desde este lunes, como ha informado Europa Press.

Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos del Consistorio, la rehabilitación integral de la Casa Grande, una Casa-Palacio de 5 alturas y estilo ecléctico, con casi 150 años de historia, situado en el centro del pueblo, presidiendo la Plaza de la Tela, y que desde hoy ya alberga el nuevo Ayuntamiento de la localidad y diferentes dependencias municipales.

Se ha llevado a cabo un minucioso trabajo de restauración, ya que se trata de uno de los elementos más importantes del Patrimonio de Nalda con una gran historia tras de sí.

Historia de la Casa Grande

En 1871 José Domingo de Osma y Ramírez de Arellano (Conde de Vistaflorida y vecino de Nalda) compraba por poderes esta finca para su hermano Gaspar, Coronel de Artillería del Ejército afincado en Puerto Real, Cádiz. Los Osma Ramírez de Arellano, pese a provenir de Nalda y Viguera, habían pasado una larga temporada en Lima, Perú, donde Gaspar de Osma y Tricio (padre de José Domingo y Gaspar) había ocupado un alto puesto en el funcionariado colonial.

Dentro de esta familia, la cual alcanzó un gran poder socio-económico podemos destacar, entre otras, las figuras de Joaquina de Osma Zavala, última mujer de Cánovas del castillo, o de Guillermo Joaquín de Osma Scull, Ministro de Hacienda en varias ocasiones. Gaspar, ya viudo de su mujer Cecilia Scull, se trasladará a Nalda para pasar sus últimos días. Este Coronel de Artillería moriría en la Casa Grande en 1886.

Tras las diferentes circunstancias familiares y hereditarias será en 1933 cuando la Casa pasará a propietarios no residentes en Nalda hasta pasar a ser municipal, a finales de los 90 y a principios de 2018 se iniciaron por parte del Ayuntamiento los trabajos de rehabilitación.

El alcalde de Nalda e Islallana, Daniel Osés, ha afirmado que "este día pasará a la historia de nuestro pueblo por constituir la culminación de uno de los proyectos más importantes que se han llevado a cabo, ya que con la rehabilitación de la Casa Grande, no sólo disfrutaremos de un nuevo Ayuntamiento accesible, moderno y utilitario, si no que ponemos a disposición del pueblo y de los vecinos como centro de la actividad municipal y de su día a día, uno de los elementos patrimoniales e históricos más importantes y más queridos. Un edificio que ha presidido desde su posición central en la Plaza de la Tela la historia de Nalda".

Osés ha afirmado que "tras muchos años de trabajo y esfuerzo por fin llega el momento que todos los vecinos del pueblo estábamos esperando. Ponemos al servicio de los vecinos la Casa Grande para que sea la casa de todos, un edificio que está en el corazón del municipio y que será el protagonista de su vida diaria". Además prosigue "con esta actuación contamos con un edificio con accesibilidad plena, un Ayuntamiento del siglo XXI en una Casa Palacio del Siglo XIX, un sueño hecho realidad para Nalda e Islallana".