scorecardresearch

A cuatro victorias del récord

Roberto Adrián Gil
-

El Promete sumó trece triunfos en la temporada 2016-17 y acabó séptimo

Aina Ayuso conduce la pelota ante varias jugadoras del Bembibre. - Foto: Óscar Solorzano

El sábado (Pabellón Europa, 19 horas) vuelve la competición doméstica para el Campus Promete. Un partido más para certificar la salvación que, a su vez, puede significar mucho para la entidad a largo plazo. 


Las riojanas visitan a un rival directo por la permanencia. Partido complicado ante un Leganés, equipo recién ascendido, que está haciendo las cosas de manera magnífica en la elite femenina. Las madrileñas ocupan, en estos momentos, la decimosegunda posición con un balance de seis victorias y catorce derrota, lo que se traduce en dos victorias por encima de la zona de descenso que marca el Tenerife.


En caso de victoria, el equipo de César Aneas daría un paso de gigante para cerrar, de una vez por todas, una permanencia anunciada desde hace tiempo, y además se acercaría al récord histórico de la entidad en cuanto a victorias en la máxima categoría nacional. Por lo tanto, el duelo ante el Leganés puede marcar un antes y un después en la historia del club logroñés.


El Promete suma actualmente nueve victorias y diez derrotas y ocupa la novena plaza de la tabla. Pues bien, en caso de ganar, las riojanas podrían tener al alcance de su mano los trece triunfos conseguidos en la temporada 2016-17, curso donde además acabaron en una meritoria séptima plaza.


Haciendo comparativa, el Promete promedia más o menos unos números parecidos a esa histórica campaña. Eso sí, cuentan a su favor con que ahora mismo hay dos equipos más en la elite (16 conjuntos ahora por los 14 que había por entonces).


Así, con 21 partidos disputados, el Promete contaba con once triunfos y diez derrota, situación parecida a la actual.En caso de victoria ante las madrileñas el promedio sería de diez victorias y diez derrotas.


Siguiendo con esa hipótesis, las riojanas dispondrían de ocho encuentros para sumar tres o más triunfos, algo factible viendo el calendario que les queda por delante. Tras el Leganés, el Promete se medirá a como local a Cadí La Seu (siguiente rival), Tenerife, Perfumerías Avenida y Movistar Estudiantes, mientras que tendrá que jugar como visitante ante GranCanaria, Idk Euskotren, Gernika y Zaragoza, plaza donde cerrará la presente temporada.


En total, ocho partidos por delante para soñar  aunque, por ahora, todo pasa por ganar en Leganés.