Agencias de viajes piden que los ERTE no acaben en junio

El Día
-

Una veintena de representantes del sector se concentra en Logroño para pedir esa prolongación de los expedientes de regulación temporal de empleo, porque de lo contrario no podrán asumir a los trabajadores

Concentración de representantes de las agencias de viajes en el Espolón. - Foto: Ingrid Fernández

Una veintena de personas han participado este miércoles en la protesta convocada por la Plataforma Derechos de Agencias de Viajes (PDAV) de La Rioja para pedir al Gobierno de España la continuación de los ERTE más allá del próximo 30 de junio. Así lo ha afirmado el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de La Rioja y miembro de la directiva de esta plataforma, Jesús Ángel Herrera, en un encuentro informativo durante el transcurso de este acto, celebrado frente a la Delegación del Gobierno en La Rioja.

Herrera ha indicado que esta concentración se ha convocado a nivel nacional a la misma hora "en todas las provincias de España frente a las delegaciones de Gobierno" para solicitar que se clarifique la situación en que se encuentran las agencias de viaje". Ha explicado que entre las principales medidas que demandan se encuentra la continuación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante más tiempo que el 30 de junio, porque, si no, "va a resultar imposible asumir a los trabajadores en la situación actual".

Además, ha proseguido, piden que se clarifiquen las políticas que se aplican de reembolsos en cuanto a las cancelaciones de viajes que se han tenido que producir como consecuencia del estado de alarma y que los clientes han solicitado. "Por parte del Gobierno central se establecía la posibilidad de entregar un bono, pero, al final, los responsables subsidiarios de esos bonos somos las agencias de viajes y no los prestatarios de servicios, que son los que tienen ese dinero", ha indicado Herrera, quien ha subrayado que los clientes solicitan a las agencias unas cantidades que estas no han recibido.

Esta plataforma demanda "la revisión urgente del Contrato de Viaje Combinado (CVC), que es el que obliga a las agencias de viaje a ser las responsables subsidiarias", así como que los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) continúen, que las condiciones sean más ventajosas y que sean avalados en su totalidad por el Ejecutivo de España, ha precisado. Este portavoz de la PDAV de La Rioja, integrada por 15 agencias de viajes, ha remarcado que "no están clarificadas" por parte del Gobierno "qué medidas sanitarias son las que se van a tener que aplicar a la hora de ir a una playa o de estar alojado en un hotel". Ha indicado que, con la prórroga del actual estado de alarma hasta el próximo día 20, no se podrán hacer viajes fuera de la provincia de residencia, "como mínimo, hasta el día 21", por lo que "los clientes comienzan a informarse de cara a fechas más próximas".

"Confiamos en que, a partir del próximo día 21, se levante el estado de alarma y, si la recuperación sanitaria va en la línea en la que está ahora, nos permitan movernos por toda España, e, incluso, que a partir de los primeros días de julio se pueda viajar a países europeos", ha puntualizado. Sin embargo, Herrera ha remarcado que este verano va a ser "muy difícil" para las agencias de viajes, ya que "la gente ha visto resentida su situación económica", a lo que se suma "el miedo al posible contagio del coronavirus".

El 1 de junio "se normalizó" la apertura de todas las agencias de viajes de La Rioja, que, de forma inicial, están abiertas al público en horario de mañana, mientras que la tarde se dedica a atender a citas previas, ha incidido. Antes del pasado día 1, ha remarcado, las agencias recibían llamadas sobre cancelaciones y reembolsos, pero, a partir de esta fecha, estas se han centrado en las futuras vacaciones, y ya "se formalizan reservas, pero muy pocas todavía".

Esta plataforma solicita seguridad jurídica para los clientes a la hora de hacer reservas y que se garanticen las compras por parte de nuestros prestatarios; así como la continuación de ceses de actividad hasta, como mínimo, el próximo diciembre, y la posibilidad de operar sin interrumpirlo, ha puntualizado. Ha incidido en que a estas reivindicaciones se unen el que "la política interna de las aerolíneas no puede hacerse según los criterios de las propias aerolíneas, deben ser tal y como los clientes han comprado sus billetes".

La lista de peticiones se completa con la solicitud de "una tarifa plana de autónomos reducida a 50 euros durante, mínimo, un año, una vez finalizado el CESE"; la reapertura total de movilidad nacional entre comunidades; el restablecimiento de los trasportes, y la certificación de los destinos nacionales como seguros, ha concluido.