scorecardresearch

La microbiota puede influir en la adicción al alcohol

Rebeca Palacios (Efe)
-

Félix Gómez, vicedecano de Calidad de la Facultad de Ciencias de la Salud de UNIR, es coautor de una investigación que explica la conexión entre los microorganismos del aparato digestivo y esta enfermedad

La composición de la microbiota intestinal puede influir en la adicción al alcohol mediante la ingesta de prebióticos que regulen la apetencia a las bebidas alcohólicas, ha detallado a Efe el investigador de UNIR Félix Gómez Gallego.

Este doctor en Ciencias Biológicas y vicedecano de Calidad de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) es uno de coautores de una investigación, desarrollada desde 2019 y publicada el mes pasado en la revista médica Translational Psychiatry.

Este estudio ha sido liderado por el laboratorio de Psicobiología de la Universidad Complutense de Madrid, con financiación de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, entre otros organismos públicos.

La microbiota es el conjunto de microrganismos del aparato digestivo, ha precisado, con una estimación de entre 10 y 100 billones de bacterias que realizan funciones esenciales para la vida del hospedador, como facilitar la síntesis de vitaminas, regular el metabolismo y hacer de barrera para impedir la entrada de elementos extraños.

Primero se realizaron encuestas y análisis de heces entre un grupo de 500 universitarios para determinar su composición intestinal, ha explicado, y se concluyó que los individuos que consumen más alcohol tienen una mayor proporción de bacterias denominadas actinobacterias que los abstemios.

Además, en el laboratorio se hizo un estudio de investigación preclínica con ratas, que se distribuyeron en dos grupos: a uno se les provocó una dependencia al alcohol y el otro funcionó como "control", sin exposición al etanol.

Con el tiempo, se realizaron trasplantes de microbiota entre estos grupos y se concluyó que los animales "control", cuando reciben microbiota de ratas alcohólicas, consumen más alcohol.

Gómez Gallego ha explicado que esta investigación ha aportado "una nueva perspectiva" para comprender el metabolismo del alcohol y "ayuda a explicar por qué no todos los individuos responden igual al consumo de alcohol".

Al identificar qué tipo de bacterias son responsables del alcoholismo, se pueden utilizar alimentos prebióticos para estimular el crecimiento de determinadas microbacterias que fermenten la fibra de esa comida y producir metabolitos que influyan en la regulación de los patrones de consumo del alcohol.

El siguiente paso de la investigación, ha detallado, será programar y planificar otros experimentos con animales de laboratorio, a los que se darán diferentes tipos de fibra para comprobar si influyen en su comportamiento ante el consumo voluntario de alcohol.

Después, se continuará el estudio con ensayos en humanos, con la administración de productos prebióticos, para confirmar si el consumo de fibra tiene influencia en los patrones de consumo de alcohol.

Aunque los estudios de la microbiota son relativamente recientes, también se ha investigado su influencia en la obesidad, en enfermedades mentales como la depresión y trastornos como la ansiedad, ha indicado este experto.