La urbanización del nudo de Vara de Rey se aprobará en breve

Feli Agustín
-

Hermoso confirma su defensa de Calles Abiertas, que se prolongará toda la legislatura;la estación de autobuses no abrirá antes de mediados de 2022

Pablo Hermoso de Mendoza, alcalde de Logroño. - Foto: El Día


Si hubiera que elegir los principales argumentos que han marcado estos 16 meses de gestión en el Ayuntamiento de Logroño, hay dos aspectos que encabezan el ranking, la paralización de la obra en Vara de Rey y el proyecto Calles Abiertas, ambos defendidos con ahínco por el equipo de Gobierno y criticados con la misma pasión por los grupos de la oposición y otros colectivos.
Pablo Hermoso de Mendoza relató este jueves que a los pocos días de ocupar la Alcaldía hubo que tomar decisiones «de calado» para ser coherente con el modelo de ciudad que habían defendido en su programa electoral, de tal manera que dieron continuidad a actuaciones que consideraron «razonables» -como las intervenciones en las calles Múgica y Vélez de Guevara- y «rectificaron» donde fue necesario.
Entre estas «rectificaciones», citó la pasarela de Los Lirios que, tras la «incapacidad» del PP para avanzar en este asunto, se  ha solventado con un semáforo con pulsador; la Casa del Cuento, que se sustituirá por un espacio abierto en el parque; y  el túnel de Vara de Rey, que se cambiará por un cruce semafórico en superficie «más sencillo, económico, sostenible y adecuado a un entorno urbano que gana espacio público». La obra lleva paralizada 15 meses y el alcalde anunció que se aprobará  el proyecto de urbanización del nudo de Vara de Rey para cerrar la primera fase del soterramiento en 2021, aunque la estación de autobuses no abrirá antes de mediados de 2022.
Lo que seguirá teniendo protagonismo a lo largo de toda la legislatura será el programa Calles Abiertas, aunque no adelantó cuáles serán las próximas áreas de intervención -aparte de las conocidas Duquesa de la Victoria y San José-. Lo que sí parece que está en cartera es la ampliación de aceras en República Argentina entre Gran Vía y Pérez Galdós, donde ya se ha intervenido.