scorecardresearch

El Gobierno sigue abierto a debatir sobre daños de la fauna

El Día
-

Tras el plante de las organizaciones agrarias, el Ejecutivo riojano asegura que es "imprescindible" que la gestión cinegética sea una responsabilidad compartida para buscar una solución conjunta y coordinada

Madrigueras de conejos, junto a fincas agrícolas. - Foto: Óscar Solorzano

El Gobierno riojano ha reiterado este lunes su disposición a continuar las reuniones con las organizaciones profesionales agrarias (OPAs) para favorecer el diálogo y colaboración entre los actores involucrados en la gestión cinegética, especialmente cotos de caza y agricultores, con el objetivo de minimizar los daños en los cultivos por fauna silvestre.

Así lo ha detallado, en una nota, tras la difundida este lunes por las OPAs ARAG-Asaja, UAGR y UPA, en la que, de manera conjunta, han informado de su no asistencia a la reunión convocada esta tarde con el Ejecutivo, tras sus "reticencias a abordar como punto principal una respuesta a las demandas planteadas por los daños ocasionados en la agricultura y ganadería por la fauna cinegética, dado que esta cuestión y no otra, fue la que generó, hace más de mes y medio, la petición de mantener una reunión urgente con los responsables de la Consejería de Sostenibilidad".

El Gobierno regional ha recalcado que la reunión de este lunes era "poner en valor las medidas extraordinarias de gestión cinegética impulsadas por el Ejecutivo regional y abordar los daños de la fauna cinegética en los cultivos, a la que las OPAs no se han presentado".

La misma fuente gubernativa ha informado también de que, en los últimos meses, ha mantenido reuniones con los sectores implicados para abordar los daños ocasionados por la fauna cinegética a las explotaciones agrícolas y adoptar medidas cinegéticas extraordinarias para minimizar su incidencia.

En  este contexto, ha precisado que mantiene su disposición para favorecer la colaboración y coordinación entre el colectivo agrícola, ganadero y cinegético, y ha calificado de "imprescindible" que la gestión cinegética sea una responsabilidad compartida, con el fin de buscar una solución conjunta y coordinada.

Asimismo, ha asegurado que ha impulsado medidas extraordinarias que deben aplicar los cotos, que son los titulares de los derechos cinegéticos, a petición de los agricultores, que son los que padecen los daños de especies silvestres.

En este sentido, el Ejecutivo ha recordado la necesidad de promover una comunicación fluida entre ambos colectivos y, para ello, ha considerado esencial la colaboración de las OPAs, con el fin de facilitar y promover el diálogo y la coordinación, para que las medidas se apliquen por los cotos a petición de los agricultores y que contribuyan a favorecer el control poblacional.

El Gobierno de La Rioja considera que una gestión cinegética que proponga y facilite medidas excepcionales ante los incrementos poblacionales de ciertas especies es esencial para la continuidad de la actividad agraria y para el desarrollo del medio rural.

Entre las medidas extraordinarias implementadas, figuran la caza nocturna de conejo en puesto fijo; la autorización general de la caza de conejo con hurón y esperas en cotos con sobrepoblación; la autorización temporal de la caza del conejo al salto hasta el 1 de abril en los cotos con superpoblación de esta especie; la autorización de medidas concretas para determinadas parcelas; los desbroces en terrenos cinegéticos, subvencionados por el Gobierno de La Rioja; la ampliación de la temporada de caza mayor; o la caza de conejo en zonas de seguridad de la AP-68.