scorecardresearch

Un gran fin de semana

El Día
-

El Ciudad de Logroño cumple con su tradición en León y el Grafometal logra su primer punto

Miguel Velasco transmite instrucciones a sus jugadores. - Foto: Juanjo Acobi

Tras una primera jornada negativa para los intereses de los dos representantes riojanos en la elite del balonmano, Ciudad de Logroño y Grafometal se desquitaron en un fin de semana beneficioso para los dos representantes logroñeses. La felicidad no fue completa porque las riojanas, en los últimos siete segundos, se dejaron un punto en un partido muy bien gestionado por las de Juanjo González.

En León, el Ciudad de Logroño cumplió con su tradición al derrotar por cuatro goles (34-38) al Ademar, rival directo por los puestos europeos y que, por tercera temporada consecutiva, se inclinó nuevamente ante la superioridad de los logroñeses.

La victoria cosechada en  León permite al conjunto riojano igualar en la tabla con el Ademar y, sobre todo,  solventar el tropiezo doméstico encajado ante el Sinfín el pasado martes (27-31).

El triunfo permite a los de Miguel Velasco coger impulso en vísperas de que este viernes visite el Palacio el Granollers, otro aspirante a ocupar posiciones europeas.

De hecho, los vallesanos y el Bidasoa hicieron lo que, como el equipo logroñés, no supieron hacer en la primera jornada: ganar. Los catalanes doblegaron con justicia al Guadalajara (37-27) mientras que el Bidasoa hizo lo propio ante el Cangas (35-26).

De esta forma, todos los aspirantes a la Liga Europa andan empatados a dos puntos. Es el caso de los logroñeses pero también del Ademar, Granollers, Bidasoa, Cuenca y Benidorm, con el Barça líder con cuatro puntos por tres de Sinfín y Anaitasuna.

En liga guerreras. Por lo que respecta al Grafometal, las riojanas sumaron el sábado su primer punto en la elite. El equipo de Juanjo González empató a veintitrés con el Aula Valladolid.

Pese a la importancia del empate conseguido, el Sporting La Rioja pudo y debió ganar a las pucelanas que empataron la contienda a siete segundos de final para desesperación del conjunto logroñés.