scorecardresearch

Sin gol no hay premio

El Día
-

El Calahorra, que plantó cara al Barcelona Atlètic, suma la primera derrota de la temporada

Baselga se eleva sobre los centrales del Barça B. - Foto: CD Calahorra

Barcelona Atlètic: Arnau Tenas; Núñez, Pelayo (Diounkou, 79), Chadi Riad, Álex Valle, Txus Alba (Casadó, 79), Carbonell, Luismi Cruz (Aleix Garrido, 65), Ilias Akhomach, Juanda (Fabio, 69) y Roberto.

Calahorra: Miguel Martínez de Corta; Ángel López, Joan Rojas, Iñigo Zubiri (Edu Luna, 46), Iñaki Recio, Ander Vidorreta, Mario Robles (Sergio Carrasco, 73), Álex Arias (Sergio Gil, 65), Pablo Santana (Toni Gabarre, 65), Marcos Baselga y Sergio Chinchilla (Ibarrondo, 78).

Árbitro: Usón Rosell (aragonés). Amonestó a Ander Vidorreta y a Sergio Chinchilla así como al local Fabio.

Goles: 1-0, M. 60: Juanda; 2-0, M. 77: Roberto, de penalti.

Incidencias: un millar de espectadores en el Johan Cruyff.

 

La falta de acierto volvió a penalizar a un Calahorra que disputó un gran partido en el Johan Cruyff. Los rojillos merecieron mejor suerte ante un filial azulgrana que no perdonó por medio de Juanda y de Roberto de penalti. Miguel Martínez de Corta evitó un resultado más amplio.

El mejor conjunto riojano hasta la fecha se presentó en el Johan Cruyff con ganas de dar la campanada ante un Barça Atlètic que tras dos jornadas se colocaba en quinta posición con una victoria y un empate en su haber.

El partido arrancó con mucho ritmo y con un dominio total del Calahorra. El conjunto de Juan García sabe a lo que juega y muestra de ello son las primeras ocasiones rojillas. Sergio Chinchilla, Baselga y Álex Arias fueron los principales protagonistas del arranque, aunque ninguno pudo ver puerta.

Luismi Cruz estuvo cerca de penalizar los errores definitorios de los riojanos pero Miguel Martínez de Corta se vistió de superhéroe mandando a córner un balón que se colaba en la meta calagurritana. Dos minutos después, Álex Arias puso a prueba a un Arnau Tenas que no defraudó en su intervención.

A partir de los primeros 20 minutos el encuentro entró en un baile de ocasiones por ambos bandos. Juanda tuvo el gol culé en dos ocasiones consecutivas pero el atacante no estuvo fino a la hora de encontrar portería.

Sergio Chinchilla fue un auténtico incordio para la defensa azulgrana aunque, al igual que su homólogo en la delantera rival, no encontró la forma de batir a un acertado Tenas.

Los dos bandos acogieron el descanso de buena gana. Mucho desgaste en un partido entretenido y al que solo le faltaba el ingrediente principal, el gol.

Con igualdad tanto en lo deportivo como en el marcador, los contrincantes volvieron al verde para intentar llevarse los tres puntos ante un público muy agradecido.

Juan García introdujo un cambio de entrada. Zubiri, tocado, dejó su sitio a Edu Luna. El exjugador del Castellón disputaba los primeros minutos con la elástica rojilla.

Al contrario que en los primeros minutos del duelo, el Barcelona Atlètic salió con ganar de marcar el primero. Juanda, el mejor de los locales, volvió a probar a un gran Miguel Martínez de Corta que volvió a privar del gol al jugador azulgrana.

Chinchilla, una vez más, fue el encargado de poner en apuros al meta local al igual que Mario Robles, pero no había forma de adelantarse en el marcador.

En el minuto 61, la igualdad se rompería en favor del filial azulgrana. Juanda, que había fallado anteriormente un uno contra uno ante Miguel, adelantaría a los catalanas con un fuerte latigazo desde la frontal tras una magnífica jugada individual. En esta ocasión Miguel Martínez de Corta no tuvo opción de detener el esférico.

Roberto volvió a poner a prueba al meta logroñés que volvió a demostrar su calidad bajo palos. Las ocasiones rojillas se contaban con los dedos de una mano mientras que las locales empezaban a acumularse.

A 15 del final, Ángel López cometió un penalti tan claro como tonto sobre Fabio que Roberto, pese a la buena estirada del meta rojillo, no desperdició para poner el 2-0. Duro palo para un Calahorra que se había ganado el derecho de soñar con sacar algo positivo.

Los rojillos, que pudieron marcar por medio de Edu Luna, terminaron el partido con diez hombres por la lesión de Joan Rojas.

La victoria azulgrana coloca al Barça Atlètic en la zona alta y deja al Calahorra, que mereció mejor suerte, con dos puntos sobre nueve