scorecardresearch

Inquietud en el campo por el alcance del daño de las heladas

El Día
-

Las heladas afectan sobre todo a frutales, pero es preciso esperar unos días para calibrar las pérdidas

Riego por aspersión en una finca de perales para mitigar el efecto de las heladas. - Foto: Arag Asaja

Las heladas de las pasadas noches  han provocado daños en la agricultura riojana, sin la virulencia con la que el frío ha castigado a  regiones vecinas, pero con destrozos ya constatados e incertidumbre sobre cómo afectará principalmente a la fruta de hueso, una evaluación que se realizará en los próximos días.

Con los datos ya disponibles, se sabe que la helada ha hecho mella en Nalda, Albelda y Entrena, con daños más en fruta de hueso que de pepita, sobre todo melocotón y pera, y en menor medida en manzana, según fuentes de la Consejería de Agricultura. El Gobierno regional coincide con las organizaciones agrarias en que es preciso esperar unos días para conocer los partes de los agricultores a Agroseguro y el estado fenológico, que variará según la especie, variedad y ubicación de las parcelas.

Desde Arag-Asaja aseguran que de momento no se aprecian daños significativos en perales, viñedo y remolacha. «En frutales de pepita es más que probable que si bien no haya daños en cantidad, si los haya en calidad. En hueso son presumibles daños en cantidad y en calidad», añade esta organización. Propietarios de fincas de ciruelos, albaricoques y almendras han observado ya daños, y en el resto de producciones es pronto para valorar, a la espera de ver cómo evolucionan las plantas, apostilla Arag-Asaja.

Un agricultor muestra almendras dañadas por las bajas temperaturas.Un agricultor muestra almendras dañadas por las bajas temperaturas. - Foto: Arag AsajaLo que parece claro es que con la cosecha de fruta más avanzada el daño habría sido mayor, pero se observaría de inmediato. En el momento actual de cuajado será preciso aguardar unos días para comprobar si la flor va dando paso al fruto con normalidad, apuntan en Uagr-Coag. La información recabada por esta organización agraria señala daños en cerezos, almendros y ciruelos, en el valle del Iregua y en Rioja Baja, donde algún agricultor ha referido ya pérdidas de en torno al 90% en alguna finca de Quel.

Algunos fruticultores han recurrido al riego por aspersión para proteger los árboles y minimizar el daño del frío, una técnica que se basa en el efecto iglú, de forma que el hielo que se forma al regar crea una película protectora en hojas y yemas.

Tampoco se libran de la preocupación los productores de colza, un cultivo ahora en flor, aunque con un periodo de floración de un mes es menos probable un daño generalizado. Hay también incertidumbre en la patata y la remolacha, con las plantas aún pequeñas, indica Uagr-Coag.

Un peral 'escarchado' por el riego por aspersión con el que se busca el efecto 'iglú', que protege a la planta y el fruto en formación.Un peral 'escarchado' por el riego por aspersión con el que se busca el efecto 'iglú', que protege a la planta y el fruto en formación. - Foto: Hermanos VillaverdeEste martes, la mínima registrada en La Rioja fue de 5,9 bajo cero en Moncalvillo y en Villoslada el mercurio bajó a -5,2. El lunes se alcanzaron los -7,9 en Moncalvillo. 

Otra finca, con los aspersores rociando de agua los perales.
Otra finca, con los aspersores rociando de agua los perales. - Foto: Arag Asaja