scorecardresearch

La electricidad baja un 23% en el primer día con el tope al gas

EFE
-

El valor medio de la luz de este miércoles será de 165,59 euros/MWh, lo que supone su nivel más bajo desde el pasado 29 de mayo, pero con el ajuste a las centrales térmicas, el precio que pagarán los consumidores será de hasta 224 euros

La electricidad baja un 23% en el primer día con el tope al gas - Foto: Eduardo Parra Europa Press

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista o "pool" bajará este miércoles casi un 23 % en España, hasta los 165,59 euros/megavatio hora (MWh), arrastrado por la aplicación del tope al precio del gas destinado a la generación eléctrica, que se ha estrenado en las subastas celebradas hoy.

A esa cantidad habrá que añadirle el coste del ajuste a abonar por los consumidores beneficiarios de la medida, que mañana será de unos 59,3 euros de media, con lo que el precio final medio al que se cobrará la electricidad mañana superará los 224 €/MWh, según han explicado a Efe fuentes del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE).

Esos 224 euros/MWh supondrán una subida de cerca del 5 % respecto al precio al que se ha cobrado este martes. La fijación de los precios de hoy tuvo lugar el lunes, cuando en el mercado mayorista aún no había entrado en vigor el límite del gas.

Aún así, el precio final de mañana para los consumidores cuyas facturas están indexadas al "pool" se encuentra en torno a un 6 % por debajo del que se habría registrado si no se hubiese dispuesto de este mecanismo, unos 237 euros/MWh.

Por ello, las fuentes consultadas ponen en valor los resultados de las subastas de hoy, máxime cuando los precios del MWh se han disparado en toda Europa en la última sesión, y han confluido una serie de factores -incremento de la demanda eléctrica y una menor producción de tecnologías renovables como la eólica-, fruto de la actual ola de calor.

De hecho, en Italia, cuya industria depende fuertemente del gas -en especial del ruso, que ha venido representando el 40 % de las necesidades de esta economía-, el precio en su mercado mayorista ("pool") estará mañana un 14,5 % más caro que en la víspera, a 249,95 euros/MWh.

Más asequible estará en Francia, a 233,26 €/MWh; mientras que en Alemania llegará a 211,83 euros; y en Reino Unido, a 163,73 libras (unos 190 euros).

En España, en cambio, la luz afronta su caída más abrupta en un mes, pero se encuentra todavía lejos de los 85,19 €/MWh de mediados de abril, cuando alcanzó su precio más bajo desde el comienzo de la guerra en Ucrania.

Eso sí, dista aún más del máximo del pasado 8 de marzo, fecha en la que estuvo cerca de romper con los 545 €/MWh.

"Estamos beneficiando a los casi 11 millones de hogares y pequeñas y medianas empresas (pymes) que están acogidos a la tarifa regulada (indexada al "pool"). La rebaja en la factura se sitúa en torno al 20 % para todos estos consumidores", ha añadido la ministra portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, tras el Consejo de Ministros.

El Gobierno prevé que "aquellos que hoy estén pagando una factura de unos 100 euros" abonen ahora "entre 85 y 83 euros" gracias a este límite, que "va a amortiguar también los efectos de la subida del IPC, reduciéndolo en torno a un punto", ha detallado.

 

¿Cómo funciona?

La entrada en funcionamiento de este tope limita el precio de referencia del gas, responsable de que la electricidad lleve más de un año disparada al ser la tecnología de producción más cara, a 40 €/MWh durante los seis primeros meses de la medida, que estará vigente hasta el 31 de mayo de 2023.

Posteriormente, se irá incrementando en cinco euros al mes para terminar en 70 €/MWh, a fin de que, cuando se acerque su final, esté cercano a converger con la normalidad.

Como ha anunciado esta mañana el Mercado Ibérico del Gas (Mibgas), que a partir de este martes publicará diariamente el precio del gas natural para el mercado eléctrico, esta materia prima se situará en 80 €/MWh durante la próxima jornada.

Fuentes del sector han aclarado que sobre esa cifra tendrá que aplicarse la fórmula matemática del mecanismo, que será la que establezca el tope al gas en 40 €/MWh, de modo que la casación final en la subasta del "pool" se hará con el nuevo precio.

 

La mitad de los españoles ve "favorable" el mecanismo

Este mecanismo, autorizado por la Comisión Europea, también se aplicará en Portugal en virtud de la "excepción ibérica", que tras salvar las reticencias de socios como Alemania y Países Bajos, aspira a que los dos países de la península ibérica puedan adoptar medidas específicas por su condición de "isla energética".

El tope al gas busca rebajar entre el 15 y el 20 % el precio de la luz para más de diez millones de usuarios en España.

Los consumidores con tarifa regulada o PVPC -entre ellos, los beneficiarios del bono social eléctrico- junto con aquellos que tienen contratos indexados al precio del mercado mayorista son los que notarán inmediatamente los efectos del límite al gas.

No obstante, se espera que la medida también beneficie a consumidores con contratos fijos, siempre que cambien o se renueven durante el año de vigencia del mecanismo, ya que en esas renovaciones se suele tomar como referencia el precio del mercado.

Por el contrario, los consumidores con contratos a precios fijos a largo plazo que venzan después del año de aplicación de la medida son los únicos que no se verán afectados.

Según el avance de resultados del Barómetro de junio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), publicado esta semana, un 72,6 % de la población encuestada está muy o bastante de acuerdo con este límite de precio, frente a algo más del 18 % que muestra su desacuerdo.

Con todo, la mayoría, el 53,1 %, cree que la puesta en marcha del mecanismo le afectará favorablemente.