scorecardresearch

Los indultos del 'procés' enfrentan a Gobierno y oposición

-

El PP arremete contra la ministra de Justicia por asegurar que «ve improbable» que el Tribunal Supremo anule la medida de gracia concedida por el Gobierno

La titular de Justicia, Pilar Llop, contestó a las críticas de la formación de Pablo Casado. - Foto: Chema Moya

Aunque el Consejo de Ministros aprobó el indulto a los líderes del procés el pasado 22 de junio, el beneficio penitenciario a los separatistas sigue siendo motivo de enfrentamiento entre el Gobierno y la oposición más de un mes después. En esta ocasión, unas declaraciones de la ministra de Justicia, Pilar Llop, sobre la medida desataron las críticas del PP, que acusó a la socialista de querer interferir en el trabajo de los magistrados.

La ministra fue cuestionada en una entrevista publicada el pasado domingo por la posibilidad de que el Tribunal Supremo, atendiendo a los recursos presentados, puede anular los indultos del Gobierno. «No sé lo que va a hacer la Sala de lo Contencioso Administrativo, pero sinceramente creo que es bastante improbable que eso suceda desde el punto de vista jurídico», apuntó Llop, quien antes de entrar en política en 2015, cuando se convirtió en diputada de la Asamblea de Madrid por el PSOE, ejerció como magistrada tras cursar la carrera judicial.

Para el secretario de Justicia e Interior del PP, Enrique López, esta declaración es «inapropiada». «Si hay un ministro que no debe valorar las decisiones de los togados ni hacer alusiones a cuál debe ser la decisión judicial más acertada, es el titular de Justicia», remarcó. Además, añadió que, a su juicio, «no es apropiado» establecer un «criterio previo» a una decisión judicial «tan importante», que podría anular una medida de gracia que para López es una «barbaridad jurídica». «Mal comenzamos con este tipo de frases», apuntó López con respecto a Llop, que asumió el cargo en la renovación de Gobierno llevada a cabo por el presidente del Gobierno Pedro Sánchez hace un mes. 

En esta línea, la vicesecretaria general de Política Social del PP, Ana Pastor, pidió a la ministra y a todo el Ejecutivo que «dejen tranquilas a las instituciones del Estado y que dejen a los jueces que actúen con independencia». Recordó también que «en España hay separación de poderes» y que «el Gobierno no puede inmiscuirse ni profetizar sobre lo que van a hacer los tribunales». «Le pedimos que no se inmiscuya y no intente influir en las decisiones de los magistrados porque afortunadamente tenemos un sistema judicial independiente», enfatizó.

«Absoluto respeto»

Poco después de estas críticas, la propia Llop quiso contestar a los dirigentes populares. En este sentido, remarcó su «absoluto respeto» por las resoluciones judiciales y destacó la «absoluta independencia» de los magistrados del Supremo. «Quizá quien sí quiere influir es quien está diciendo que yo tengo alguna intención de influir», apuntó.

Pese a ello, la ministra volvió a insistir en que es «bastante improbable» que el Supremo anule los indultos, desde el punto de vista jurídico. «De hecho, la Abogacía del Estado ha alegado que existe una falta de legitimación por parte de las fuerzas políticas que han presentado el recurso», explicó, intentando aclarar de esta manera que esta medida es «una cuestión meramente jurídica y técnica».

Este nuevo enfrentamiento entre PSOE y PP llega con la renovación del Consejo General del Poder Judicial paralizada desde hace más de dos años. Los dos partidos mayoritarios, que son los que deben ponerse de acuerdo para pactar los nombres de este órgano, se culpan mutuamente del bloqueo.