scorecardresearch

Piden 3 años al ser sorprendido con drogas para distribuir

El Día
-

En abril de 2020 el acusado se encontraba de madrugada, fuera de las restricciones horarias, en la calle Portillejo de Logroño

Palacio de Justicia en una imagen de archivo - Foto: Óscar Solorzano

El Fiscal solicita una pena de tres años de prisión para una persona acusada de un delito contra la salud pública cometido en la madrugada del 25 abril de 2020, en plena primera ola de la pandemia del coronavirus y con las restricciones horarias impuestas, cuando el acusado fue sorprendido en la vía pública y con drogas para distribuir a terceros, como ha informado Europa Press.

Según el escrito del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, el acusado se encontraba esa madrugada en la calle Portillejo de Logroño y, en un momento dado, fue preguntado por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía sobre el motivo de su estancia en la vía pública, dadas las restricciones a la libre circulación por el coronavirus.

Al no estar justificada dicha estancia, los agentes requirieron al acusado su documentación para ser propuesto para sanción; y tras tener conocimiento de que había estado detenido en una ocasión por un delito de tráfico de drogas, procedieron a efectuarle un cacheo superficial, del que resultó que el acusado portaba por dentro de la cintura del pantalón una caja metálica con tres envoltorios de plástico en su interior, dos de los cuales contenían anfetamina (speed) mientras que el otro envoltorio contenía MDMA. Sustancias que el acusado pretendía distribuir a terceros.

Dichas sustancias habrían alcanzado en el mercado ilícito el valor de 454,74 euros, en el caso de la anfetamina, y de 46,62 euros, en el caso del MDMA.

Asimismo, los agentes también procedieron al registro del vehículo que el acusado tenía aparcado en las inmediaciones donde encontraron 165 euros y una báscula de precisión.

Para el Fiscal, estos hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública por lo que procede imponer al acusado la pena de tres años de prisión y una multa de 501,36 euros.