scorecardresearch

El presidente de los rectores lamenta el éxodo universitario

Efe
-

José Carlos Gómez Villamandos muestra su frustración, durante una jornada de UNIR, porque miles de jóvenes universitarios, entre ellos 31.000 médicos, se vean forzados a emigrar, porque las empresas españolas no les ofrecen estabilidad y buen salario

Asistentes a la jornada de la Universidad Internacional de La Rioja. - Foto: UNIR

El presidente de la Conferencia de Rectores, José Carlos Gómez Villamandos, ha lamentado este lunes que miles de jóvenes universitarios -entre ellos 31.000 médicos- se vean forzados a emigrar, porque las empresas españolas son incapaces de ofrecerles estabilidad profesional y un buen salario.

Durante su intervención en el seminario "Los futuros de la Universidad", organizado por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Villamandos ha negado que exista sobrecualificación entre los universitarios y, por contra, ha apuntado que las empresas no les están ofreciendo oportunidades para consolidar sus carreras profesionales.

En 2020, el 63,9 % de los graduados superiores españoles estaban trabajando en puestos de alta cualificación, el dato más reducido de todos los países de la UE, y el resto en empleos por debajo de su formación.

"La realidad -ha añadido el presidente de los rectores- es que en España hay muy buenos médicos, pero luego hay 31.000 médicos que han pedido la acreditación para trabajar fuera de España" en la última década, una situación que se repite con los informáticos y otros profesionales.

El problema, ha subrayado, es que "no les damos ni el reconocimiento salarial" ni social suficiente. "No es cuestión, como algunos achacan, que tengamos una juventud sobrecualificada, el problema es no tenemos un mercado laboral" capaz de permitir el progreso basado en la absorción de personas formadas.

Durante su intervención en el seminario de la Unir, que clausura el ciclo con los seis rectores que han presidido la Crue, Villamandos ha reiterado las peticiones de las universidades en cuanto a la futura Ley Orgánica del Sistema de Universidades (LOSU), entre ellas la reducción de tamaño de los órganos de gobierno y que los consejos sociales representen a la sociedad y sean independientes.

Además ha tachado de "absurdo" que en primer lugar se hable de la gobernanza de las universidades sin antes haber planteado un marco normativo y de financiación.

La semana pasada, los rectores se negaron a emitir un informe preceptivo sobre la futura ley universitaria en el Consejo de Universidades que presidió el ministro Manuel Castells, sin antes tener un texto definitivo.

Desde que comenzó hace unos meses la negociación del Ministerio de Castells con la comunidad universitaria para consensuar esa reforma se han redactado varios borradores.

El rector de UNIR, José María Vázquez, ha reconocido que el mandato de Villamandos están siendo "especialmente proceloso" tanto por esta reforma universitaria como por la aprobación previa de distintos reales decretos.

En le mismo sentido, el presidente de UNIR, Rafael Puyol, ha señalado que Villamandos tienen un papel difícil pero fundamental y está conduciendo "las cosas muy bien", con paciencia, buen talante, mano izquierda y sabiduría.