scorecardresearch

Rechazan actuar en el puente de Hierro sin estudio previo

Feli Agustín
-

El concejal de Desarrollo Urbano, Jaime Caballero, insiste en que se analizan alternativa para «la mejor solución»

Puente de Hierro, que pasará a ser gestionado por el Ayuntamiento. - Foto: Óscar Solorzano

Las «recientes declaraciones desde  el  Consistorio  de  su  intención  de  peatonalizar la calle Sagasta y Puente de Hierro» han lanzado la sombra de la incertidumbre sobre los vecinos deSan Antonio y El Campillo, que la reunión que mantuvieron el lunes por la tarde con el alcalde y tres concejales -Desarrollo Urbano, Economía y Participación Ciudadana-, no ha logrado despejar. Una encuesta, realizada previamente por las asociaciones de la zona Norte de la ciudad, constata que una abrumadora mayoría «desaprueba» la modificación de los accesos en la actual situación y a corto y medio plazo. 

«No se puede cerrar un puente, o los dos, porque se ha hablado también de peatonalizar el de Piedra ya que eso tiene consecuencias muy relevantes para los vecinos del barrio», señala José Manuel  Mahía, secretario de la Asociación del Campillo, que lamenta que le barrio carece de servicios, lo que obliga a los vecinos «a cruzar los puentes varias veces al día todos los días».

Argumenta que solo hay cuatro accesos desde la zona norte al Logroño consolidado -los dos puentes históricos, el de Sagasta y la carretera del Cementerio hasta Los Lirios-,  en un barrio que está creciendo, y con posibilidades de hacerlo porque dispone de terreno, «no parece que tenga sentido el cierre de calles en vez de abrirlas» cuando las necesidades futuras apuntan a mayor número de puntos de conexión.

Asentándose en estos argumentos, solicitan al equipo de Gobierno municipal que no adopte medidas sobre movilidad que afecten a la zona Norte sin realizar un estudio previo, «que hemos pedido, aunque no nos han dado ningún documento que analice las consecuencias de cerrar los puentes», señala.

Respecto a la conversión de la calle Sagasta en una vía de plataforma única, Mahía relata que están de acuerdo siempre que esta decisión esté justificada y venga avalada por una mejora de los accesos, aunque vaticina que el objetivo final es convertirla en peatonal.

El concejal de Desarrollo Urbano, Jaime Caballero, comprende la «inquietud» del vecindario y afirmó ayer que el debate está «sobre la mesa» respecto a los usos futuros del puente de Hierro y de la calle Sagasta, destinados a convertirse en zonas de  bajas emisiones. «Estamos analizando los estudios técnicos para encontrar la mejor solución», afirmó.