scorecardresearch

El diseño gana protagonismo

C.C. (SPC)
-

La nueva economía basada en la innovación se presenta como la gran aliada que tienen las corporaciones más importantes para potenciar su liderazgo, así como generar riqueza y empleo

El diseño gana protagonismo - Foto: Imagen de StartupStockPhotos en Pixabay

El complejo mundo de la empresa siempre está tratando de innovar y ofrecer artículos y servicios nuevos de mayor valor añadido de lo que existe en la actualidad para ganar en competitividad y rentabilidad. Hoy en día, la gran diferencia que existe entre las marcas radica en el diseño, en cómo se presenta un producto, desde un coche, un teléfono móvil o cualquier cosa que esté a la venta en el mercado. 

Las nuevas estrategias comerciales se basan en la investigación y en el marketing, así como también, y de forma implícita, en ciertos valores, en una filosofía y unos retos empresariales que son fundamentales para liderar los primeros puestos de un mercado globalizado y sin fronteras.

En este contexto, la nueva economía del diseño se presenta como el gran aliado que tienen las grandes corporaciones para ganar protagonismo y obtener facturaciones exponenciales, para llegar a cualquier país de una forma rápida y segura y, sobre todo, para generar riqueza y empleo.

Así, por ejemplo, solo la Comunidad de Madrid cuenta con más de 90.000 empresas dedicadas al diseño, emplea a más de 400.000 personas y alcanza una facturación de 28.000 millones de euros, lo que da una idea del potencial que representa esta industria en la actualidad, y de ahí la importancia que están adquiriendo nuevas titulaciones de ingeniería dedicadas al diseño de nuevos productos.

En concreto, este sector madrileño está formado por un 40% de compañías de diseño propiamente dicho como, por ejemplo, de producto, gráfico o moda; un 21% de estudios de arquitectura, un 16% de publicidad y marketing y un 15% de organizaciones dedicadas a IT, desarrollo de Software y servicios informáticos, en una tendencia que avanza al alza y que no para de desarrollar nuevas estructuras.

En cifras de negocio, la economía de diseño de Los Ángeles (EEUU) se sitúa como la ciudad con mayor volumen de ventas del mundo con 88.000 millones de euros en 2018, mientras que en Europa, capitales como Londres facturaron 45.600 millones de euros y Madrid 27.900 millones.

En datos comparativos, la cuenta de resultados de esta industria en la Comunidad de Madrid supera el 12% del PIB, una cifra muy similar a la que registra el aeropuerto de Barajas.

Los economistas subrayan que este reconocimiento que está teniendo este sector y que hasta hace unos años parecía no importar a los departamentos de ventas de las compañías, tiene ahora un valor creciente. En este sentido, destacan que lo más importante es que cada vez se tiene más en cuenta las infinitas posibilidades de desarrollo que representa frente a países poco desarrollados que no son capaces de manejar estas nuevas tecnologías.

Una industria que se fundamenta, además, en investigaciones de mercado rigurosísimas en las que participan sociólogos, psicólogos, publicistas y toda una amplia gama de expertos que han hecho los mayores avances en esta materia.

Inversiones

El gran reto que se plantean en la actualidad las grandes empresas es acometer inversiones sin precedentes para impulsar a través del diseño su crecimiento. Así multinacionales como Samsung han anunciado que van a destinar más de 30.000 millones de euros en cinco años para impulsar su competitividad en sectores y tecnologías de última generación que les garantice mantener su liderazgo.