scorecardresearch

Los 'holikas' toman posiciones

Bárbara Moreno
-

Comienza el festival más importante de la zona norte de España con artistas internacionales de la música urbana y latina. Casi 17.500 personas se darán cita cada día en las inmediaciones de la catedral de Calahorra y 5.400 acamparán en el Cidacos

Escenario en el que hoy comenzarán los conciertos del Holika - Foto: B.M.

Nickie Nicole, Beni JR, Juan Magan, Cali y el Dandee, Eladio Carrion Trueno, Morad, Ptaceta, Wade, Dany  Romero, Funzo y Baby Loud y muchos más hasta alcanzar los 127 artistas son los que pondrán a bailar a casi 17.500 personas cada día en el Holika de Calahorra. Y ayer ya empezaron a llegar a la zona para realizar pruebas de sonido en el gran escenario que se ha montado. También anoche mismo comenzó el set de Dj de la zona de camping y empezaron a llegar los primeros campistas, con una cifras ya de vértigo. Más de 5.400 personas acampan a orillas del río Cidacos.

No es solo música regaetton o trap lo que sonará en las inmediaciones de la sagrada Catedral de Calahorra estos días. Habrá electrónica, pop, flamenco, música urbana y latina con los mejores nombres internacionales para el deleite de todas las edades pero, no hay que engañarse, la mayoría de los asistentes que aguantarán este ritmo durante casi cuatro días con  62 horas de música tendrá de 16 a  30 años. 

Será un festival único en la zona pero de todo el norte de España, y desde la organización el propio promotor, Mario Cornago de producciones Burcor, explica a El Día de La Rioja que eligió este lugar además de porque tiene un cariño especial por Calahorra, porque es un emplazamiento que le permite acceso restringido y cercano al río, a las carreteras, a Zaragoza, a País Vasco o a Francia. El joven navarro ayer estaba ajetreado aún con los últimos detalles pero con el deseo ya de que «todo saliera bien, de ver cómo entraba la gente de ver todo lleno de personas y de que empezaran los conciertos». 

Y los primeros campistas llegaron ayer de forma escalonada en autobús. El propio festival vendía la entrada con derecho a clumbing, o tienda de campaña montada por la organización. Pero hasta hoy mismo no pueden entrar en la zona de conciertos. En el lugar de acampada cuentan con barras y también supermercado con productos de primera necesidad. También hay lugar de acampada libre.

98% de abonos vendidos. Las ventas no podían haber ido mejor. La directora de comunicación de Holika, Marina Rubio, explicó ayer a El Día de La Rioja que con la venta de la web cerrada se había comprado el 98% de los abonos totales. (El 100% de los VIP). Y que tenían que dejar unas pocas entradas en taquilla, pero ya de días sueltos. Ya no hay venta de abonos. Por lo que, si el límite de entradas por día son de 17.500 personas, se han vendido ya unas 17.200. Es decir, más de 52.000 entradas.

Este festival ha estado ya en otras zonas de Navarra. Y en Calahorra estará al menos un año más por convenio con el Ayuntamiento. Y dejará según indicó Cornago unos 3 millones de euros en impacto económico. 

Se trata de un festival de vértigo para una ciudad como Calahorra, pero también para una Comunidad como La Rioja. Están trabajando más de 1.000 personas de los que 250 son de seguridad. Y por ejemplo otros 470 guardias civiles velarán estos días porque haya seguridad en las inmediaciones. En cuanto a la seguridad sanitaria, según han informado desde el Ayuntamiento de Calahorra, se dispondrá de tres ambulancias que aporta la propia organización, así como personal sanitario cualificado

«Estamos nerviosos, pero de momento todo está saliendo bien. Sin ningún contratiempo.  Tenemos ganas de ver a todo el mundo aquí. No se ha caído ningún cantante del cartel. Estamos muy contentos esperado a que todo se materialice y se pueda ver en el recinto, llevamos mucho tiempo trabajando con mucha gente dejando muchas horas entre staff y más personal trabajando», explicaba ayer Rubio. 

80.000 euros de subvención. Precisamente desde el Ayuntamiento de Calahorra enviaban ayer una nota de prensa en la que indicaban la inversión económica que la promotora del festival realizará en la ciudad. Superaba los 1.450.000 euros, de los que el Ayuntamiento de Calahorra aporta 80.000 euros mediante una subvención (un 5 %) y el resto corre por cuenta de la promotora. 

Desde el Ayuntamiento informaban también de que el festival musical «más importante del norte de España llega a Calahorra tras la negociación cerrada en septiembre de 2019 y gestionada directamente por el propio Ayuntamiento con la productora Burcor, que vincula este gran acontecimiento musical durante cuatro ediciones con nuestra ciudad». Pero, dos años se han perdido con la pandemia. 

Para el Ayuntamiento, «este festival ya es motivo de alegría y orgullo para toda la población juvenil de Calahorra, que durante muchos años ha ido viendo como la ciudad no ofrecía alternativas de ocio de calidad, y que ahora ve cómo se la ha dado un giro de 180 grados a esa situación. Pero el festival Holika no solo es un motivo de satisfacción y orgullo para la población joven, también es un referente y ejemplo de organización e infraestructuras y servicios, así como un agente generador de recursos económicos, turísticos y publicitarios para la ciudad».

Según el Consistorio, este festival para Calahorra va a suponer un impacto económico para la ciudad,  (incluido el gasto medio de los asistentes al festival que se calcula de unos 200 euros por persona) de aproximadamente 5 millones de euros, que ya están repercutiendo en las cuentas de empresas de toda la comarca, tanto durante el montaje de las infraestructuras, alquiler de materiales, servicios, como en el desarrollo y desmontaje.

 A pie de pista se podía ver ayer cómo aún estaban faenando y ultimando las más de 200 personas que diariamente han estado en el montaje de escenarios, sonido, iluminación, electricidad, estructuras, servicios, decoración, vallados.

El sector de la hostelería y de la restauración de toda la zona se verá beneficiado durante estos días, al igual que la oferta hotelera. Los artistas llegaron ya ayer por ejemplo y estaban alojados en hoteles de Calahorra y comarca. Si bien los trabajadores llevan en la zona más de una semana. También son muchos los asistentes al festival que han optado por alojamiento en Calahorra o en lugares cercanos. Desde Turismo de Calahorra han asegurado que la oferta hotelera a día de ayer ya había sido cubierta en un radio de 80 kilómetros por el propio festival y no quedaba ni una habitación libre.

 Ahora solo falta esperar a que la climatología se comporte, de momento, atendiendo a las previsiones,  todo apunta que no lloverá.