scorecardresearch

Reinares quiere quitar goteras de Madre de Dios cuanto antes

Feli Agustín
-

El Ayuntamiento creará un comisión con la asociación de vecinos y el centro cívico para explorar nuevas vías de financiación que le permitan el arreglo de todo el edificio

Representantes de la asociación de vecinos y el centro cívico de Madre de Dios, con paraguas durante la reunión con el concejal Iván Reinares. - Foto: Óscar Solorzano

De nuevo, cubiertos con paraguas como acto simbólico de protesta, representantes de la Asociación de Vecinos Madre de Dios y del centro cívico recibieron al concejal logroñés de Desarrollo Comunitario, Iván Reinares, con quien mantuvieron una reunión en la noche del lunes para buscar soluciones que permitan arreglar la cubierta de la antigua iglesia, plagada de goteras.

«La reunión con el concejal fue a petición del edil, que quería acercarse al centro y explicar la tardanza en resolver el tema»,  informa Óscar Jairo Duarte, del centro cívico, que señala que el encuentro transcurrió en un ambiente «cordial y dialogante» y en la que aprovecharon para explicarle las dificultades de frío y humedad a las que se enfrentan con la llegada del invierno.

Al respecto, el concejal asegura que su intención es «buscar los medios necesarios» para arreglar las goteras cuanto antes, si es posible no más tarde de este año. Reinares recuerda que el arreglo se ha demorado debido al trabajo de la unidad municipal de arquitectura, que se ha visto en el último año y medio comprometida con proyectos para lograr financiación europea y su ejecución. Hay que «arreglar», además, añade el edil, la limitaciones administrativas para la intervención municipal por el tipo de cesión que se realizó, en condiciones «muy precarias», en el año 2009, que no clarifican cómo acometer estas obras.

Proyecto integral. Además del arreglo de la cubierta, que Reinares data a corto plazo, el Ayuntamiento plantea una actuación de carácter integral en el edificio «para encaminar el centro y la zona dentro del ordenamiento urbano del futuro». Para ello, se ha creado una comisión, de la que forman parte el concejal y representantes de la asociación y el centro cívico, para estudiar las vías para que la rehabilitación del edificio pueda concurrir a convocatorias de fondos europeos. «Habrá que ver si se arreglan la iglesia y se tira el convento o qué se hace», avanza Reinares, que resalta la importancia del centro cívico, «que es una piedra angular» en la estrategia del equipo de Gobierno de desarrollo comunitario, que quiere extender a otras zonas de la ciudad.