scorecardresearch

Andreu apela a «la generación del Estatuto» a ayudar

Feli Agustín
-

Destaca el valor de las autonomías que «lejos de disolver», han reforzado a cada territorio

Miembros del Gobierno, diputados, alcaldes , representantes de asociaciones o colegios profesionales, ayer en Nájera. - Foto: Ingrid

En un discurso de 40 años de autonomía, las referencias a la época germen de la autonomía riojana y en el que no olvidar pedir un aplauso para quienes se han quedado en el camino, la presidenta del Gobierno riojano no desaprovechó la oportunidad para pedir al conjunto de los riojanos, y «desde luego a los más jóvenes», que «sigan ayudando a la comunidad, a La Rioja», ya que «ese compromiso es el que valida, de fondo, el espíritu del Estatuto».

Este 9 de junio de 2022,  la presidenta opina que era un día oportuno para reflexionar «sobre la utilidad de los instrumentos que nos hemos dado para mejorar nuestras vidas y llevar a cabo nuestras empresas personales y conjuntas». Porque, haciendo alusión a la letra de la canción de Carmen, Jesús e Iñaki, afirmó que «no cabe dejar de pensar, y es el mayor de los triunfos posibles, que ya existe y es una generación completa de riojanas y riojanos vinculada al establecimiento del Estatuto».

Una «generación del Estatuto», la que nació en 1982 y ha crecido en «un contexto que resulta inseparable de la idea de su región, de su casa, de La Rioja, como un espacio de asentamiento, desarrollo y libertad, perfectamente inscrito en la totalidad de la nación española».

Las autonomías. Y en un día para el recuerdo, la jefa del Ejecutivo riojano expresó una decidida defensa de las autonomías que, «lejos de disolver, han subrayado las cualidades, la cultura, la personalidad, la lengua y el patrimonio de cada uno de nuestros territorios. Su razón de ser».

Añadió que  «han optimizado sus potencialidades, aportaciones y memoria»; y, «gracias al hecho, a la realidad de las diversas y convivientes comunidades autónomas, España se conoce mejor a sí misma, física y emocionalmente, se comprende mejor a sí misma; se defiende mejor a sí misma».

Andreu enmarcó el nacimiento de las autonomías en la Transición que, al igual que el Estatuto,  contiene valores a proteger porque  son hitos que cohesionan a los pueblos. «Haríamos mal en no sentirnos  orgullosos del  camino recorrido, porque nos estaríamos negando a nosotros mismos», lo que entiende que «nos impediría seguir avanzando».