scorecardresearch

La Rioja apuesta por una ganadería sostenible

Pablo Sáenz
-

El Gobierno regional tramita una Ley con un modelo ganadero respetuoso con el medio ambiente y en su momento declinó aumentar el tope de animales fijado por la norma nacional

Ovejas en una explotación de ganadería extensiva en Ventrosa, en la comarca de las 7 Villas - Foto: Óscar Solorzano

La industria ganadera está en el punto de mira. Las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón,  en las que criticó las explotaciones ganaderas con miles de animales, en una entrevista concedida al periódico The Guardian a finales de 2021, han originado un nuevo debate público en el que las macrogranjas están en boca de todos. En La Rioja no hay presencia de esas grandes explotaciones ganaderas. 

Las macrogranjas son instalaciones de ganadería intensiva que acogen a miles de cabezas de ganado en un único recinto cerrado. Si bien es un concepto utilizado, desde la Consejería de Agricultura de La Rioja advierten que «no existe desde el punto de vista jurídico». 

En La Rioja, el modelo de ganadería lo conforman pequeñas y medianas explotaciones de carácter familiar, tanto en extensivo (a campo abierto) como en intensivo (en granjas y recinto cerrado). Según el Registro de Explotaciones Ganaderas, en la región hay 1.182 explotaciones ganaderas (excluyendo la apicultura que suma 397 instalaciones. De las 1.182 existentes, el 67% (un total de 799) son de ganado vacuno, ovino o caprino. Además, el 70% (832 explotaciones) son de ganadería extensiva. La predominancia de este modelo en el territorio riojano se corresponde con las características orográficas y por la tradición histórica de ganadería extensiva en la región.

En esta línea, desde la Consejería de Agricultura regional advierten que «el Gobierno de La Rioja está a favor de la convivencia de la ganadería extensiva e intensiva que coexisten en España y en La Rioja». Así, el Ejecutivo regional, a través del anteproyecto de Ley de Agricultura y Ganadería, cuyo borrador inició su fase de información pública el pasado viernes, apuesta por «establecer un marco de referencia que regule las explotaciones ganaderas acordes con la dimensión territorial de la Comunidad Autónoma, fijando el tamaño máximo de las instalaciones ganaderas para las explotaciones de nueva creación o ampliación de las existentes», explican desde la Consejería de Agricultura. Además, destacan que «la apuesta por un modelo sostenible de la ganadería en La Rioja, lo ha venido trabajando el Gobierno mucho antes de esta polémica». Algo por lo que este anteproyecto de Ley no surge como consecuencia de la actual polémica, sino tras meses de reflexión con el sector.

 

SIN EXCEDER LÍMITES. Actualmente La Rioja no excede la capacidad máxima de Unidades de Ganado Mayor (UGM) en sus granjas.  En cuanto a la ordenación de las granjas de vacuno y porcino, la normativa nacional regula la capacidad máxima de estas explotaciones de intensivo. 

Bajo lectura de esta normativa, las comunidades autónomas pueden incrementar normativamente la capacidad productiva máxima del ganado porcino, con un límite de 720 UGM, en un 20 por ciento más. «El Gobierno de La Rioja declinó en su momento este incremento», advierten desde la Consejería de Agricultura y señalan que en la región ninguna granja sobrepasa el límite. Por otro lado, en cuanto al ganado vacuno, el proyecto de Real Decreto nacional establece un tamaño máximo de 850 UGM y «ese es el límite que también hemos fijado en el anteproyecto de Ley de Agricultura y Ganadería de La Rioja», explican desde la Consejería regional.

El Ejecutivo riojano reivindica que el sector ganadero «es clave en nuestra economía y zonas rurales». Por ello, asegura apoyar «plenamente» al sector.