Los alcaldes justifican el cierre 'metropolitano'

El Día
-

Los regidores de Logroño, Lardero y Villamediana consideran que la intensa interrelación de sus vecinos hace razonable la limitación perimetral conjunta

Límite municipal entre Lardero y Logroño en la avenida de Madrid. - Foto: Óscar Solorzano

Los alcaldes de Logroño, Lardero y Villamediana de Iregua coincidieron este miércoles en que la decisión del Gobierno de La Rioja de cerrar perimetralmente los tres municipios de manera unitaria, ante el preocupante avance de los casos en la zona, es una medida razonable, dada la gran interacción que existe entre sus vecinos y el alto volumen de movimientos por cuestiones laborales o educativas, entre otras, que se producen a diario. Los regidores consideran que un cierre que solo hubiera afectado a Logroño,

por ejemplo, como ocurrió en su día, complicaría la rutina de los miles habitantes que se desplazan cada día a la capital y viceversa. «La decisión es acertada, porque muchos de los movimientos que se producen entre nuestros municipios tienen carácter esencial, porque tienen que ver con el trabajo y los estudios», aseguró ayer el alcalde socialista de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, en declaraciones a La 7 de La Rioja.

Hermoso de Mendoza justificó el cierre perimetral para «intentar salvar la situación tan complicada que se puede provocar en el sistema sanitario». El regidor de la capital apeló a la colaboración con el Gobierno de La Rioja y señaló que el Ayuntamiento de Logroño pone a la Policía Local a disposición del dispositivo para hacer cumplir las nuevas restricciones sanitarias.

Con respecto a cómo pueden afectar las limitaciones horarias del cierre a las 17 horas en las instalaciones de Logroño Deporte, Hermoso de Mendoza se remitió al detalle sobre las actividades afectadas, que hoy publicará el Boletín Oficial de La Rioja. A su juicio, Logroño Deporte cumple estrictamente los protocolos sanitarios, pero si es preciso se reprogramarán las actividades.

Desde el segundo municipio del área metropolitana, el alcalde de Lardero, Manuel Vallejo (PP), opina que el cierre perimetral es una medida que tiene lógica, porque hay «mucha interacción» de vecinos de su localidad con la capital por razones laborales, de estudios y para hacer compras.

Vallejo cree que aunque el cierre no le gusta a nadie y los índices sanitarios de su municipio no son tan malos como los de Logroño y Villamediana, la medida es razonable. El alcalde larderano, médico de profesión, pide eso sí unidad de acción y protocolos similares para todos los ayuntamientos, para no generar incertidumbre y confusión entre la población. Que la primavera «esté organizada con protocolos iguales para todos». Vallejo utiliza

una frase de un compañero suyo para ejemplificar esa recomendación: «el orden mata al virus; el desorden le da vida».

Para la alcaldesa de Villamediana, Ana Belén Martínez (PSOE), el cierre perimetral conjunto es un acierto, porque «muchos vecinos hacen su vida profesional y de estudios en Logroño», por lo que la posibilidad de moverse entre los tres municipios «no generará tantas complicaciones en el día a día».

Martínez señala que aunque las causas del aumento de casos de Covid deben determinarlas los expertos, «entiendo que son fruto de las navidades». Su equipo de Gobierno se reunirá hoy para decidir posibles medidas complementarias a las del Gobierno y analizar los detalles. «Estoy convencida de que los contagios no están en la biblioteca, la ciberteca o las instalaciones deportivas, sino en el ámbito privado», apostilló.