scorecardresearch

El 70% de los pueblos riojanos no tiene oficina bancaria

Feli Agustín
-

122 pequeños municipios y un 5% de la población carecen de sucursal y son atendidos por las oficinas móviles de Caixa e Ibercaja, que insisten en su compromiso con el medio rural

Una ofibus de CaixaBank atiende a un cliente en Berceo. - Foto: El Día

Más de la mitad de los pueblos de  España, en concreto 4.443 localidades, no disponen de oficina bancaria, una circunstancia que afecta de manera directa a 1,6 millones de personas; en La Rioja son 122 pequeños pueblos los que carecen de entidad, donde reside alrededor de un 5% de la población.

La progresiva disminución de sucursales -en los últimos 13 años, el país ha perdido la mitad de sus oficinas de banco- afecta, de manera notable, a la denominada España vacía y, de hecho, son Castilla-León, La Rioja, Aragón, Navarra y Castilla La Mancha, las comunidades que contabilizan más municipios sin sucursales, una circunstancia que las principales entidades con presencia en La Rioja intentan paliar con tres oficinas móviles, de las que dos pertenecen a CaixaBank y una tercera a Ibercaja. Tanto CaixaBank, que adquirió Bankia, entidad donde se integró la antigua Caja Rioja, e Ibercaja, defienden su implicación con el medio rural riojano, al que, donde no disponen de sucursales, atienden a través de un autobús equipado, que permite  realizar las operaciones bancarias más habituales, como retirar efectivo, realizar ingresos, pagar recibos o impuestos.

«CaixaBank apuesta por no abandonar aquellos municipios en los que es la única entidad bancaria», afirma una fuente de la entidad, que  tiene sucursales en 35 localidades; además cuenta con la ruta de dos ofibuses que dan servicio a 57 localidades mas, de las que en 29 son la única entidad financiera.

La portavoz del banco que asumió Bankia afirma que las oficinas móviles son «clave» en la estrategia de CaixaBank para evitar la exclusión financiera de las zonas rurales, «además de preservar la relación directa con el cliente que reside en este tipo de entornos y mantener la apuesta por la economía de estos territorios, en los que los sectores agrícola y ganadero presentan un gran peso específico». La entidad, que atiende a través de los ofibuses a 17.000 personas en pueblos donde la población media no alcanza los 300 habitantes, reitera que favorecer la inclusión financiera, estando presentes en la mayor parte de municipios «a través de la red de oficinas más amplias del país», es una sus  prioridades estratégicas.

«Como banco socialmente responsable, es un compromiso que va más allá de la actividad financiera», destaca la portavoz de CaixaBank, que informa de que la media de edad del 80% de los usuarios de sus oficinas móviles en La Rioja supera los 60 años. Además de en esta comunidad, dispone de otros 15 ofibuses en Ávila, Burgos, Castellón, Ciudad Real, Granada, Guadalajara, Madrid, Segovia, Toledo y Valencia. 

Experiencia de éxito. Por su parte, el delegado de Ibercaja en La Rioja, Jesús Les, destaca la importante implantación de la entidad en el medio rural que, constata, está sufriendo una notable despoblación, circunstancia demográfica que se está cobrando su peaje en todo tipo de negocios o servicios, como comercio, hostelería o farmacias, que están cercenando las alternativas a los habitantes de pequeñas poblaciones. 

«Nuestra oficina bancaria móvil se ha confirmado como un caso de éxito», destaca Les, que recuerda que se puso en marcha a inicios de 2020, pero la explosión de la pandemia del coronavirus retrasó la entrega del vehículo, un autobús que comenzó a circular el 29 de julio de 2020.

Asegura que tras 18 meses por las carreteras riojanas se han cumplido  «al 100 por 100 todas expectativas» y reitera el «éxito» de una sucursal que visita 25 municipios de menos de 500 habitantes, donde atiende de media a unos 11 usuarios por servicio. La labor de la oficina móvil, destaca el responsable de Ibercaja, se refleja en el cuentakilómetros, que marca que el autobús ha recorrido en este año y medio 52.000 kilómetros, con una media de 630 semanales para gestionar un volumen de actividad, con fecha 31 de diciembre, de 88,5 millones. Con un horario de 8 a 3 y con varias rutas, está atendida por un director de oficina y dotada con los mismos soportes técnicos «o mejores» que el resto de sucursales del banco. Pero, además, Jesús Les resalta un elemento «diferencial» que obtiene una alta valoración, «tanto por el Gobierno como los ayuntamientos», como es un cajero automático, que llega a municipios que antes no disponían de él, y que tiene un uso «sustancialmente mayor» que otras oficinas. «Son poblaciones donde viven muchas personas mayores, que realizan reintegros, actualizan las libretas y  otras transacciones», explica el banquero, que insiste en que, además del cajero, se desplaza la oficina móvil atendida por su director.

«Este hecho diferencial nos está reportando buenas valoraciones en las encuestas entre nuestros clientes», afirma Les, cuyo objetivo es ofrecer más coberturas en pueblos más pequeños, «donde antes no ha había oficina».

Para cumplir este deseo, Ibercaja ha suscrito un acuerdo con Correos, que permite a un cliente de la entidad ingresar o recibir dinero a través del servicio denominado 'Correos Cash'; además, resalta que en municipios que mantienen comercios, restaurantes o farmacias, la TPV  (terminal de punto de venta, a través de la que se paga con la tarjeta) del establecimiento funciona también como cajero automático y permite al usuario retirar dinero.