scorecardresearch

Cannabis en 'el Parlamento'

R. Muro
-

El café bar instala la primera máquina expendedora de productos CBD de la capital riojana. Productos derivados de la planta «que están gustando» como chupa chups, piruletas, aceites para la piel e incluso preservativos

Díaz de Greñu con un producto derivado del cannabis - Foto: Óscar Solorzano

Logroño dispone ya del primer vending destinado a productos derivados del cannabis. Todo legal. La máquina expendedora está ubicada en el café Parlamento, justo enfrente de donde sus señorías debaten las leyes que rigen la Comunidad autónoma y que quizá, algún día, incluyan entre sus ponencias una normativa que aborde su consumo. Quién sabe. Mientras ese momento se hace esperar en el hemiciclo riojano, la máquina expendedora dispensa productos derivados del cannabis pero con una concentración de THC inferior al 0,2% que permite la legislación actual.

A saber. El THC (tetrahidrocannabinol) es el psicoactivo responsable de la alteración de la percepción y modificación del estado de ánimo. Dicho desde una perspectiva más coloquial, el responsable que provoca que quien lo consume, se 'coloque' y pueda llegar a obtener uno de los positivos que nadie desea en los controles, rutinarios o no, de Tráfico.

Nada que ver con el CBD, que sí contienen los productos del vending del Parlamento, del café. Una sustancia de la cannabis sativa y que en algunos casos, está incluso indicada para tratamientos de carácter médico.

Aclarados ciertos términos que se presumían pertinentes, la oferta del vending es amplia y extensa. Desde piruletas y chupa chups a 2 euros (según el número de unidades) hasta aceites para tratamientos cutáneos a 45 euros los 10 gramos, pasando incluso por preservativos fabricados con derivados del cannabis, e incluso líquido para vapeadores, tal y como detalla Reinaldo, promotor del vending. Es bueno insistir. Todo legal teniendo en cuenta más aún que todos los productos integrados en el vending proceden de bases de operaciones de Europa. En el lado opuesto se encuentra Miguel Díaz de Greñu, del bar Parlamento, donde está ubicada la máquina expendedora. El vending quedó instalado el pasado viernes y, hasta el momento, «ha tenido una muy buena acogida», detalla. No se trata de «jóvenes que vienen en busca de simular un 'colocón'». Los usuarios han sido «de edades comprendidas entre los treinta y los cuarenta años», detalla Díaz de Greñu. 

Boutiques CDB. La máquina expendedora es la primera en instalarse en la capital riojana. Ahora bien, existen ya al menos dos comercios abiertos al público que venden productos derivados del cannabis a modo de boutique. Un extenso catálogo de productos entre cremas, aceites y flores junto a decorados propios de establecimientos de cierto lujo. Explican incluso en la web de una de ellas las investigaciones que se mantienen abiertas sobre las dosis de CBD en gatos para modificar comportamientos e incluso aliviar dolores. Sin embargo, y éste es un punto fuerte para el vending del Parlamento, estos establecimientos «cierran los fines de semana», señala Díaz de Greñu. 

Así, mientras se saborea una buena cerveza, el cliente puede examinar la amplia variedad de productos derivados del cannabis que ofrece, de momento, un único bar en la capital riojana.

ARCHIVADO EN: Cannabis, Leyes, Logroño, Tráfico