scorecardresearch

La investigación del incendio de Ausejo apunta a un accidente

Carmen Sánchez
-

Las primeras diligencias practicadas en la vivienda en la que falleció una mujer de 44 años evidencian que el fuego se habría originado en la habitación contigua a la de la víctima

La casa en la que ha fallecido una vecina de Ausejo en un incendio - Foto: Ingrid

La investigación del incendio en el que falleció una mujer de 44 años en su casa en Ausejo el pasado 12 de septiembre apunta a que el fuego se originó de forma accidental en una estancia contigua a la habitación en la que se halló el cuerpo sin vida de la víctima, según han informado a El Día de La Rioja fuentes conocedoras del caso. 

Este fatídico suceso causó una profunda conmoción entre los habitantes de esta  localidad riojabajeña, que nada pudieron hacer por rescatar a su vecina a pesar de los intentos infructuosos. La mujer, que se encontraba sola en su domicilio, quedó atrapada en la tercera planta de la casa en la que residía con su marido. Mejor suerte tuvo  la familia que vivía en las dos plantas inferiores del inmueble al poder salir por su propio pie y zafarse de las llamas.

La investigación, actualmente en manos en la policía judicial de la Guardia Civil, continúa su curso. Esta semana se ha desplazado al lugar de los hechos un grupo del Instituto Armado especializado en analizar este tipo de sucesos, con el fin de poder determinar el origen y las causas del siniestro.

Fruto de la inspección realizada y de las diligencias practicadas hasta el momento se ha podido identificar un «foco muy claro» en una de las habitaciones de la casa -aledaña a la que se encontró a la víctima-, en la que había «varías fuentes de calor» como colillas o una instalación eléctrica «rudimentaria» que hace pensar a los investigadores que podrían haber sido las causantes del incendio. «A ciencia cierta no sabemos dónde se ha originado  porque donde estaba el foco había varias fuentes de calor que pudieron generar el fuego», explican las fuentes consultadas, que aseguran que en el interior de la vivienda «no había acelerantes» y que «nada indica que el incendio sea intencionado». 

El fuego dejó la casa con múltiples daños, especialmente en el tejado, que acabó colapsando y quedó completamente calcinado. Tal fue su virulencia, que dificultó a los bomberos acceder al interior de la vivienda para poder rescatar a la víctima. De hecho, el sargento de Rioja Baja del CEIS (Consorcio de Extinción de Incendios), Rubén Garrido, relató que cuando llegaron al lugar «salían llamas por todas las ventanas, con mucha potencia de incendio» y que les había costado mucho apagarlo y acceder al interior, donde encontraron a la víctima sin que pudieran hacer nada por su vida.

En la actualidad, la casa se encuentra deshabitada. Sus ocupantes -el marido de la fallecida y la familia que reside en la vivienda inferior- están viviendo provisionalmente en el domicilio de otro familiar situado también en Ausejo y muy próximo su hogar. 

Según ha informado el alcalde de Ausejo, Pedro Luis Martínez, a la casa ya se han desplazado un perito y el arquitecto municipal para inspeccionar el estado del inmueble y comprobar su estructura. El informe que han redactado los técnicos es favorable, por lo que la casa se podrá reconstruir y sus dueños podrán arreglar todos los desperfectos provocados por el fuego, un deseo que ya han trasladado los familiares al regidor para poder volver a su hogar.

Martínez recuerda que la víctima, de origen portugués, llevaba viviendo en Ausejo más de dos décadas y que la familia era conocida en el pueblo, por el suceso ha pesado en el ánimo de los vecinos, que vivieron con impotencia el hecho de no poder haberla rescatado a pesar que muchos lo intentaron.