scorecardresearch

El Calahorra sigue en crisis

M. A. G-S.
-

El Athletic B remonta al conjunto riojano (1-2) que no mereció semejante castigo

Baselga ejecuta el momentáneo 1-0. - Foto: CD Calahorra

Ficha técnica:

Calahorra: Miguel Martínez de Corta; Zubiri, Edu Luna (Mario Robles, 84), Adrián (Ibarrondo, 69), Canella; Sergio Chinchilla (Imanol Barace, 69), Sergio Gil (Pablo Santana, 55), Ander Vidorreta, Álex Arias (Fer Cano, 84); Toni Gabarre y Marcos Baselga.

Athletic B: Padilla, Rincón, Eguíluz, Mendibe, Oier López, Naveira, Rego (Goti, 67), Gerenabarrena (Trespalacios, 86), Luis Bilbao (Unai Vélez, 77), Adu Ares (Unai Gómez, 67)y Aritz Pascual (Guruzeta, 67).

Árbitro: Carlos Muñiz (colegio aragaonés). Expulsó a Juan García por roja directa. Amonestó a los locales Adrián, Sergio Chinchilla, Canella e Iñigo Zubiri así como a Unai Naveira.

Goles: 1-0, M. 4: Baselga, desde la frontal en acción personal; 1-1, M. 26: Aritz Pascual, a pase de Gerenabarrena; 2-1, M. 57: Gerenabarrena, de penalti.

Incidencias: unos 700 aficionados en La Planilla.

 

El Calahorra sigue sin ganar y van ya seis los intentos que se quedan por el camino. Contra el Athletic B, los de Juan García se adelantaron con un tempranero gol de Baselga, en unos minutos frenéticos de los rojillos que, sin embargo, fueron reculando ante un Bilbao Athletic que fue de menos a más. Los cachorros empataron primero medio el primer acto y, en el segundo, dieron la vuelta al partido con un penalti innecesario. Los rojillos, aunque inclinaron a su favor el partido, merecieron empatar y de hecho lo hicieron pero un liviano empellón de Barace privó al Calahorra de sumar un punto más que merecido. Los rojillos siguen en crisis, situación de la que parece salir el filial vasco.

 

El Calahorra salió con hambre, como demostró los dos córners envenenados botados por Álex Arias. Pero hubo que esperar al cuarto minuto para que los rojillos se adelantaran en un balón en largo bien controlado por Baselga que cargó contra tres jugadores bilbaínos y, nada más entrar en la frontal, ajustó al palo derecho del meta visitante.

Fueron los mejores minutos del curso de los calagurritanos. Poco después, Sergio Chinchilla trazó una diagonal detenida, al borde del área, en falta por Naveira. Sergio Gil golpeó con fuerza pero no encontró su objetivo.

Los rojillos maniataron a los bilbaínos que solo replicaron con una combinación en la frontal entre Adu Ares y Gerenabarrena, que remató a las manos de Miguel. Sin embargo, el Athletic B creció y el Calahorra reculó hasta el punto que la igualada llegó en el 26, en una mala salida local que Aritz Pascual, protagonista de la recuperación, penalizó a pase de Gerenabarrena.

El Calahorra no pudo reponerse del mazazo en una primera mitad que acabó con los vascos dominando y asustando por mucho que en el 41 Álex Arias, con un slalom personal, intentara sorprender al filial vizcaíno.

En la segunda mitad se intensificó el control visitante aunque los riojanos, por fortuna, no sufrieron en exceso hasta que en el 56 Edu Luna trabó a Aritz Pascual en el 56. El penalti, innecesario por la posición del delantero y riguroso por la naturaleza de la infracción, fue materializado por Gerenabarrena que engañó al meta logroñés. El Calahorra tenía media hora para frenar a un rival directo pero, sobre todo, para alejar la amenaza de desahucio que acompaña al equipo en estos 540 minutos de liga.

A los de Juan García les pesó la responsabilidad ante un Athletic B con más aplomo. Más allá de varias intentonas aéreas, en una de ellas se reclamó penalti, los calagurritanos no tuvieron presencia ofensiva. A falta de fútbol, el Calahorra puso empuje. Toni Gabarre, en un remate acrobático, pudo devolver la igualdad.

La más clara la tuvo Barace, en un remate franco que no vio portería. A continuación, a cinco del final, con los rojillos aumentando su carga de intensidad, el navarro cabeceó a la red un centro preciso desde la derecha. El colegiado invalidó la igualada por presunto empujón a uno de sus dos marcadores. Fue una interpretación tan quisquillosa como la pena máxima señalada a Edu Luna.

Fue el último intento de un Calahorra que, en su carga final, se quedó sin premio ante un Athletic B cargado de oficio que revive en La Planilla mientras relega al conjunto riojabajeño al fondo de la tabla.