scorecardresearch

La escasez de puntos de carga ralentiza la venta de eléctricos

Cayetano G. Lavid
-

Pese al incentivo del Plan Moves, con 7.000 euros por cambiar a la nueva tecnología, el aumento de matriculaciones en lo que va de año se limita a un 2,2%

Un vehículo eléctrico recarga sus baterías en el punto habilitado de la gasolinera de la Avenida de Burgos. - Foto: Óscar Solorzano

Las ventas de coches eléctricos, llamados a ser el transporte del futuro, crecen pero de forma tímida. El incremento en las matriculaciones de vehículos de motorización eléctrica se ha saldado en La Rioja este año con un modesto 2,22% más de unidades vendidas de enero a abril con respecto al mismo periodo de 2021. En total, los riojanos han adquirido en estos cuatro primeros meses del año 66 vehículos de tecnología eléctrica.

Pese al incentivo de las ayudas oficiales para su adquisición, el relevo de los automóviles de combustión interna por los de propulsión eléctrica choca con la realidad del escaso número de puntos de recarga, lo que impide a esta tecnología ganar más adeptos.

Así lo confirma el presidente de la Asociación Riojana de Automoción (Ariauto), Eduardo de Luis. «El Gobierno no quiere vender coches contaminantes en 2035. Me parece bien, pero la infraestructura necesaria para los combustibles alternativos no se construye de un día para otro, por lo que se tendrían que tomar medidas ya», afirma.

Desde abril de 2021, el Gobierno de España, a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), ofrece ayudas directas por la compra de un vehículo eléctrico o un híbrido enchufable, a cambio de entregar un coche de más de 7 años para achatarrar. Es el Plan Moves III y su objetivo es renovar el parque móvil con medios de transporte que no emitan gases contaminantes.

Estos descuentos no ha variado desde su implantación: 7.000 euros como máximo, ayudas que se mantendrán hasta finales del próximo año. Aunque los precios al alza de los combustibles fósiles y este plan del Miteco han generado un mayor interés en estos vehículos, para el presidente de Ariauto el resultado «no es el ideal».

Ya se ha conseguido lo más difícil: generar un interés real por la adquisición de uno de estos vehículos. «La venta de coches de motor diésel se está desplomando», señala de Luis, aunque recalca que no son los eléctricos los que están sacando más partido a este cambio de tendencia, sino los híbridos.

EL INCENTIVO DEL AHORRO
La motivación del cliente que se acerca a los concesionarios en busca de estas tecnologías no está tan marcado en el interés por ser más ecológico, sino por encontrar un medio de transporte que una vez amortizada la inversión inicial -estas tecnologías son más caras que las convencionales-, y tras un cierto kilometraje, se beneficie de un ahorro real, tanto en carburantes como en mantenimientos, ya que los motores híbridos tienen menos componentes a revisar y sustituir.

Y no ayuda a que Moves III sea un éxito la ausencia de puntos de recarga, «así como las actuaciones del Ayuntamiento de Logroño en materia de urbanismo», que para el presidente de Ariauto hacen que «cualquier intento de conducir resulte realmente tedioso».

Desde el Consistorio de la capital riojana confirman que, pese a que el programa de subvenciones del Miteco financia hasta el 70% de los costes en la instalación de estaciones de recarga para vehículos enchufables, a día de hoy no hay ninguna de titularidad municipal. Esto implica que solo existen puntos privados, que pertenecen a gasolineras o a empresas eléctricas. «El interesado en adquirir un coche eléctrico necesita estar en disposición de un garaje donde poder aparcarlo para cargarlo», apunta el presidente de Ariauto.

«El proceso parece sencillo, ya que puedes cargar tu coche con un enchufe normal directo a la red eléctrica. Pero si no tienes aparcamiento, se acabó la historia aún sin comenzar. Y aún disponiendo de uno, si es una zona comunitaria, muchas veces no se dispone de la autorización para instalar el contador, por lo que se terminó la historia», sentencia.

Las cifras

  • 66 vehículos eléctricos se han matriculado en La Rioja

desde que comenzó este año. La cifra supone un incremento
del 2,22% respecto a 2021.

  • 2,2% es el aumento porcentual que ha registrado la venta

de estos vehículos de enero a abril de 2022 en comparación
con el mismo periodo del año pasado.