scorecardresearch

Críticos del edificio Bosonit sopesan pedir amparo a la Unesco

G.B.
-

Los detractores del proyecto solicitarán una reunión a los políticos para tratar de frenarlo y aclaran que no cuestionan la inversión, sino el impacto visual del diseño

Solar donde Bosonit planea levantar su sede. - Foto: Óscar Solorzano

Asociaciones y colectivos contrarios al diseño propuesto por la empresa tecnológica Bosonit para levantar un moderno edificio en la confluencia de las calles Marqués de San Nicolás y El Puente, en el barrio logroñés de La Villanueva, acordaron ayer una estrategia parra intentar que el Ayuntamiento reconsidere el proyecto, del que cuestionan su impacto visual para el casco histórico.

La primera medida será solicitar una reunión con los partidos políticos para tratar de convencerles con sus argumentos y en caso de no conseguirlo no descartan incluso pedir amparo a la Unesco, dada la proximidad del Camino de Santiago, declarado Patrimonio de la Humanidad. «Estamos abiertos a varias posibilidades y esa es una de ellas, pero esperamos que no haga falta», explicó a El Día de La Rioja un representante de una de las entidades que cuestionan el edificio planteado, tras una reunión celebrada en la tarde-noche de este martes con asistencia de miembros del Colegio de Arquitectos de La Rioja (COAR), la Diócesis, Amigos de La Rioja, Foro Casco Antiguo, Rioxa Nostra y ecologistas.

En el encuentro, técnicos del COAR y de la Diócesis, que ya mostraron su oposición, junto al Instituto de Estudios Riojanos (IER), al diseño propuesto por la empresa, y que el Ayuntamiento tramita, cuando se debatió en la Comisión Territorial de Patrimonio, explicaron a los demás asistentes los detalles del estudio redactado para Bosonit por el prestigioso estudio del arquitecto japonés Kengo Kuma.

«Queremos que quede claro que no nos oponemos a que la empresa construya su sede en Logroño, ni a la inversión ni a los empleos, pero sí a la volumetría que plantea en el lugar donde lo proyecta», explicó José Antonio Alesanco, de Rioxa Nostra. A su juicio, tal y como está concebido, según los bocetos que ha difundido Bosonit, el edificio «taparía el skyline (perfil urbano) de la ciudad y cambia totalmente la visión del casco histórico». Alesanco cree que de aprobarse definitivamente la modificación del Plan General en esa parcela, quedaría la puerta abierta a un edificio de gran volumen, incluso aunque ahora se reconsiderase el de Bosonit.

Sede de la tecnológica y jóvenes talentos. El proyecto que redacta el arquitecto japonés Kengo Kuma para la nueva sede de Bosonit en Logroño, cuya previsión inicial apuntaba a que pudiera estar listo en 2025, se encuentra en tramitación en el Ayuntamiento de Logroño e irá en breve al Pleno. La propuesta plantea un edificio que albergaría la sede central de la compañía tecnológica y su central de desarrollo de nuevas tecnologías, además de espacios abiertos al público y alojamiento para jóvenes talentos que acudirían a programas de formación. Los detractores del proyecto aseguran que hay otros emplazamientos en la ciudad en donde sería posible levantar ese edificio sin generar impacto visual sobre la panorámica del casco histórico. «Lo que necesita el casco antiguo sobre todo son viviendas, porque hace doce años que no se construyen y eso le daría vida», sostiene José Antonio Alesanco, de Rioxa Nostra.