scorecardresearch

China evita posicionarse ante la UE en el conflicto en Ucrania

Europa Press
-

Ursula von der Leyen pide a Pekín que, aunque no adopte las sanciones europeas, al menos "haga todo lo posible para no interferir" en ellas

China evita posicionarse ante la UE en el conflicto en Ucrania - Foto: OLIVIER HOSLET

China ha evitado dar garantías a la Unión Europea de que no tomará partido en la guerra de Ucrania, en el transcurso de una cumbre en la que presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, han pedido claridad a Pekín de que no ayudará militar ni económicamente a Rusia.

"La equidistancia no es suficiente, es importante el compromiso activo por la paz y que cada actor juegue su papel", ha declarado Von der Leyen en rueda de prensa tras una cumbre en la que la UE ha insistido en que la guerra no es un asunto europeo, sino que afecta a la propia seguridad global.

La conservadora alemana ha subrayado que frente a la invasión ordenada por Vladimir Putin solo cabe "dar una posición clara" y defender el orden basado en reglas para resolver los conflictos a través de la negociación y "no con agresiones militares".

Durante el encuentro, los dirigentes comunitarios han insistido en la importante relación comercial de la UE con China para disuadir cualquier participación a favor de Rusia en la crisis ucraniana y han transmitido a Pekín que, aunque no adopte las sanciones europeas, al menos "haga todo lo posible para no interferir" en ellas.

"Cualquier intento de sortear las sanciones o de ayudar a Rusia prolongará la guerra y llevará a más pérdida de vidas y mayor impacto económico. Esto no está en el interés a largo plazo de nadie", ha argumentado Michel, quien ha evitado amenazar a China con medidas, pero sí ha recalcado que no puede mirar a otro lado ante la agresión rusa y ha avisado de que la UE "estará vigilante" para asegurar que Moscú no recibe asistencia exterior para su ofensiva contra Ucrania.

Solo 50 minutos de reunión con Xi

La cumbre entre la UE y China se ha dividido en dos partes. La segunda, en la que ha participado el presidente, Xi Jinping, ha durado solo 50 minutos en una sesión centrada en la situación en Ucrania y en la que el mandatario asiático ha subrayado que Pekín y Bruselas deben trabajar para evitar que la crisis se traslada a otras regiones.

Xi ha insistido en que ambas potencias deben generar estabilidad en un mundo cada vez más turbulento, ha señalado la cadena de televisión china CGTN. Al tiempo, ha urgido a los dirigentes europeos a "formarse su propia percepción de China" y trabajar para acelerar los lazos entre Europa y China.

La primera parte de la reunión de casi dos horas, ha estado protagonizada por el primer ministro chino, Li Keqiang, quien ha mantenido un equilibrio evitando dar garantías a la UE de que no se alineará con Rusia.

El primer ministro chino ha asegurado que el país se "opone a la división de bloques y a tomar partido", ha informado un diplomático chino a la agencia DPA, siguiendo la línea que ha mantenido Pekín desde que estallara la guerra en Ucrania.

Según informa el canal chino CGTN, el mandatario ha subrayado que la posición de China es "perseguir una política internacional independiente y de paz" y que aboga por que los países cumplan los principios de la carta de Naciones Unidas y respeten los principios básicos de las relaciones internacionales, "incluidos la soberanía e integridad territorial" y "la resolución de los conflictos a través del diálogo".

Pese a la falta de compromisos de China durante la cita, fuentes europeas señalan que el objetivo de la UE era mandar un mensaje de preocupación sobre el "drama europeo" y que las autoridades chinas entendieran las repercusiones de la guerra en Ucrania.

Sobre la mesa se ha puesto igualmente la necesidad de que China juegue un rol en la pacificación del conflicto, llegando los dirigentes europeos a Xi que mantenga contactos con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.