scorecardresearch

Darío Gómez elige hoy el material de su duelo con Urruti

M. A. G-S.
-

El riojano inicia este viernes en Labastida la ronda de octavos ante el campeón del mano a mano en 2015

Darío Gómez, en el centro de la imagen. - Foto: Aspe Pelota

La Casa-Museo de Eduardo Chillida, ex portero de la Real Sociedad y ex pelotari antes de convertirse en uno de los mejores escultores y grabadores de la segunda mitad del sigloXX, fue el escenario elegido por Aspe yBaiko Pilota para presentar el Manomanista 2022, competición que arranca este viernes con doce pelotaris entre los aspirantes a la txapela conquistada el año pasado por Jokin Altuna. 

En la foto de presentación estuvo Darío Gómez, delantero que el domingo se aseguró su presencia en la ronda de octavos de final. El pelotari ezcarayense es el aspirante que llega en mejor forma después de haber derrotado de forma sucesiva a Elordi (22-6), Elezkano II (22-10) y Peio Etxeberria (22-2).

El momento de juego del riojano, semifinalista en 2020, es inmejorable aunque en su debut en el cuadro final se verá las caras con Mikel Urrutikoetxea.

El sorteo, no tan puro, reservó a los cuatro cabezas de serie (Altuna, actual campeón, Artola, Zabaleta y Rezusta, vigentes semifinalistas) pero también hizo distingos entre los ochos delanteros obligados a jugar la primera ronda. Por un lado, quedaron emparejados Unai Laso, Ezkurdia, Irribarria y Urrutikoetxea y, por el otro, Agirre, Peña II, Jaka y Darío Gómez.

De esta forma, el riojano unió su destino en el Manista a Urrutikoetxea, en duelo que se disputará este viernes en Labastida, a partir de las 17 horas.

El sábado, en el frontón Santi Brouard de Lekeitio, tendrá lugar el segundo duelo de octavos en el que se verán las caras Unai Laso y Peña II.

El domingo en Zarautz se jugará el enfrentamiento entre Ezkurdia y Agirre mientras que la ronda de octavos de final se cerrará el lunes, en el Astelena eibarrés, con el mano a mano entre Jaka e Irribarria, único duelo que enfrenta a dos campeones de la distancia.

En cuartos de final esperan Altuna y Zabaleta, que disputarán la liguilla de cuartos de final, a tres jornadas, con los vencedores de Labastida y Zarautz. Es decir, si Darío supera el duro enfrentamiento ante el campeón de la modalidad en 2015 (y subcampeón al año siguiente), quedará encuadrado en el grupo de Altuna, su verdugo en noviembre de 2020.

El otro grupo de cuartos de final reúne a Artola y Rezusta, a los que se sumarán los vencedores de las eliminatorias de Lekeitio y de Eibar.

Los dos mejores de cada grupo, en liguilla que se disputará en tres fines de semana consecutivos, se plantarán en las semifinales del 23 y 14 de mayo. Los vecedores se citarán en la final, programada para el 29 de mayo en el Navarra Arena. Será la primera ocasión que Pamplona acoja la gran final del mano a mano. Antes tendrá lugar la lucha por la tercera posición, vía por la que el año pasado Beñat Rezusta se metió en la gran final ante la baja de Artola.

Los pelotaris presentes en Chillida Leku reconocieron el gran nivel de una cita que reúne a diez delanteros y dos zagueros. Está por ver si el mano a mano se resuelve, como el Cuatro y Medio o el Parejas, en un nuevo duelo entre Altuna y Unai Laso, los dos mejores delanteros del momento. Está por dilucidarse también si Baiko puede acabar con la racha inmaculada de trece títulos de la competencia. De hecho, Bengoetxea, en el manista de 2017, fue el último campeón de la promotora bilbaína.

Hoy, la elección. Darío Gómez no tendrá mucho tiempo para pensar en Urruti. El delantero se clasificó el domingo, ayer estuvo en Hernani y hoy martes, a las 10.30 horas, está citado en el frontón de Labastida para el apartado de material para su duelo del viernes. La localidad alavesa abre a las 17 horas la ronda de octavos y lo hace con un festival que propone también el mano a mano entreLarrazabal-Alberdi IIy, de postre, el duelo por dúos entre Arteaga II-Salaverri vs. Alberdi-Eskiroz.