scorecardresearch

"Estoy donde tengo que estar"

M. A. G-S.
-

Jero Lario, portero de la SDL, sueña con llegar al fútbol profesional aunque asume que hasta ahora "no he hecho lo suficiente para estar más arriba

Jero Lario, el mejor jugador de una SDL que es quinta. - Foto: Óscar Solorzano

Si la Sociedad Deportiva Logroñés es el equipo de moda, con permiso de Unionistas, Jero Lario (Lorca, 1995) es el portero más en forma de la Primera RFEF. El murciano, en su segunda temporada en Logroño, vive un gran momento de forma en un club que acumula ya un tercio de los puntos necesarios para la permanencia (15/45). Uno de los secretos del buen arranque blanquirrojo está en su portería. Jero es uno de los zamoras del grupo tras haber recibido cinco goles en ocho jornadas (en cuatro mantuvo su portería a cero.  

La SDL, quinta. Y usted, zamora junto a Salva de la Cruz, Ian Mackay y Lucas Díaz.

Empezar así te da confianza, la verdad. Que el equipo vaya ganando, sumando puntos y encajando pocos goles te da muchísima confianza. El punto de partida siempre es mantener la portería a cero porque eso te da un punto y, muchas veces, los tres. 

Ante el Zamora, cuarta victoria y con la portería a cero. ¿Fue su mejor partido desde su llegada a Logroño?

Llevo más de un año y sí, creo que ha sido mi mejor partido. El más completo y donde más se me ha visto. Además tiene el añadido del penalti, que siempre da un plus.

Le recuerdo dos manos arriba nada más empezar, dos paradas a disparos lejanos en la segunda parte, el penalti atajado y su rechazo. ¿Es todo?

Sí, porque el Zamora en la primera mitad arrancó muy fuerte. En  la segunda, más allá del penalti, lo intentó desde la distancia. Hice lo que tenía que hacer, parar. 

Mostró un manejo increíble del juego con los pies.

Estamos creciendo mucho en ese aspecto y cada vez con más confianza. El entrenador te pide que tengas ese protagonismo y se agradece. En el derbi, en la primera parte apretaban fuerte y sí que hubo que tomar riesgos con los pies. Pero la verdad es que en Las Gaunas levantas la cabeza y siempre encuentras a un hombre libre. Todo esto se entrena y cada vez estamos más cómodos en situaciones así.

¿Es portero a su pesar? Con los pies es certero y seguro. 

Siempre digo en broma que me equivoqué, pero desde pequeño he tenido bien claro que quería ser portero. 

Jugó en los filiales de Almería y Celta. También en Jumilla y Alcoy. ¿Está disfrutando de su mejor momento?

Puede ser que sí. La categoría en la que jugamos es top, tiene mucho nivel, mucha exigencia y estamos respondiendo bien. Los porteros cada vez mejoramos más.

No sé si el hecho de que usted esté jugando en Primera RFEF y no en Segunda habla muy mal de los directores deportivos de nuestro fútbol. ¿Qué le ha faltado para asentarse en una categoría superior?

No, no es así. Estoy donde tengo que estar. No hecho lo suficiente para estar más arriba. Este año tengo la oportunidad de demostrar mi nivel y es lo que intento hacer para que al final de la temporada, los que tienen que tomar decisiones, decidan si la Primera RFEF es mi nivel o no. 

¿Le costó mucho renovar? 

En cuanto supe que no tenía opción de seguir en el Almería, el primer paso fue rescindir y después la amistad con Miguel Chocarro (secretario técnico)y el buen trato del club hizo que llegásemos rápidamente a un acuerdo. La SDL fue la primera opción. 

¿Le obsesiona ingresar en el fútbol profesional?

Los jugadores somos ambiciosos y, en mi caso, siempre he querido llegar al fútbol profesional. Trabajo para eso. No sé cuándo llegará ni si llegará, pero esa es mi intención. No voy a parar hasta conseguirlo.

Es su segunda temporada en Logroño. No sé si se imaginaba un arranque de temporada tan bueno como el que ha firmado con sus compañeros.

Siempre deseas arrancar bien pero somos conscientes de que aunque seamos quintos, todavía queda un mundo. Estamos en 'play off' pero solo pensamos en la salvación. Cuando se consiga, ya pensaremos en otra cosa. 

Es de Lorca, una ciudad con las mismas vicisitudes futbolísticas que Logroño. ¿Cómo ve la situación futbolística en la capital riojana?

Los dos clubes pueden coincidir en la misma ciudad. La experiencia en Lorca dice que  un solo equipo tira más, pero en Logroño hay dos, los dos con orígenes diversos, con distintas gestiones. Hay que respetarlo y aceptar lo que hay. 

El sábado en Salamanca, primero contra quinto, el derbi del fútbol popular con la opción de que la SDL sea líder.

Va a ser un encuentro bonito porque los dos clubes tienen filosofía parecida, pero nosotros pensamos en que es un partido más y queremos los tres puntos.

¿Son muchas las diferencias entre clubes como Celta de Vigo o Almería y la Sociedad Deportiva Logroñés?

El ambiente de trabajo es profesional aunque asumimos que las condiciones de trabajo no se asemejan al fútbol profesional. Es lo que hay. Los jugadores intentamos dar lo mejor de nosotros mismos. No podemos compararnos con el Almería o Celta porque las diferencias de infraestructuras son abrumadoras. Esto es el barro, la Primera RFEF, y lo otro es el cielo.

La SDL va camino de la profesionalización ¿Se notan los cambios entre el pasado año y el actual? 

Se nota. Se ha cambiado de mentalidad, se está progresando. Es un club familiar, serio, donde se cumple la palabra y eso es lo principal. El resto son detalles que se van puliendo y mejorando. No podemos entrenar en mejores campos pero tampoco los hay. 

Riazor, Las Gaunas, Artés Carrasco y Juegos del Mediterráneo.  ¿Con cuál se queda? ¿En cuál es más fácil parar?

En Las Gaunas (se ríe).