Desescalada: sin pasos adelante antes de los sanmateos

El Día
-

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, considera positiva la celebración de las fiestas, que servirán desde la prudencia para transitar hacia escenarios menos restrictivos

Concha Andreu, presidenta del Gobierno de La Rioja, abrió ayer la nueva temporada del informativo ‘Punto de encuentro’ con una entrevista con su director, Óscar Gálvez. - Foto: Óscar Solorzano

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, coincidiendo con la paulatina vuelta a la normalidad en el ámbito sanitario, opinó ayer que es momento de ir poniendo fin a restricciones de aforos y horarios de hostelería, pero con cautela. Lo dijo durante una entrevista que concedió a la televisión autonómica La 7 de La Rioja, en la que abordó otros asuntos de actualidad. «Iremos viendo, poco a poco», apuntó Andreu, que piensa que hasta ahora «nos ha ido bien» y eso sin contar con medidas tan estrictas como las adoptadas en otras comunidades. Ahora bien, apeló a ser «conscientes de la realidad» y descarta la eliminación de dichas restricciones de cara a San Mateo. «Estoy de acuerdo con el Ayuntamiento de Logroño en la organización de las fiestas», aseguró la presidenta, que invitó a celebraciones «prudentes» porque hay que ir «dando pasos» paulatinos para la tan ansiada normalidad.

De hecho, la quinta ola de la pandemia ofrecía ayer una cifra de casos activos que no se conocía desde el 25 de marzo en La Rioja. 220. Ni tampoco de incidencia acumulada a 14 días: 114 por cada 100.000 habitantes. Esto ocurre después de vivir un verano en el que a finales de julio y principios de agosto se alcanzaron picos de más de 1.700 infectados al mismo tiempo, sin que el Gobierno aumentase restricciones. Con esta apuesta, sin haber mermado el desarrollo de la actividad económica se ha reducido la incidencia de la pandemia. Muchas comunidades autónomas vivieron julio y agosto, los meses dorados del turismo, con toques de queda y otras muchas con horarios en la hostelería más limitados que La Rioja.